Podemos diferenciar el género de los sustantivos en dos categorías.

A)

Los sustantivos que se refieren a seres que tienen sexo (chico, chica / jefe, jefa / gato, gata...), que suelen repartir las formas de masculino y de femenino de acuerdo con el sexo. Sin embargo, algunos de esos nombres disponen de una única forma para referirse a cualquiera de los dos sexos.

- Nombres invariables pero que admiten artículos y determinantes en masculino o en femenino. Ya conoces algunos, como los acabados en –ista (el / la taxista, el / la coleccionista, el / la marxista...) o algunas profesiones (el / la pediatra, el / la psiquiatra, el / la logopeda...), pero existen otros sin esas terminaciones características: el / la rehén, el / la suicida, el bebé / la bebé... La concordancia en todos los casos se establece generalmente con la marca de los determinantes.

- Nombres completamente invariables, es decir, que no presentan cambios en el artículo: la persona, el personaje, la víctima, el monstruo... En estos casos, y sin un contexto suficiente, no es posible determinar el sexo de la persona de la que se habla. Observa los siguientes ejemplos:

La víctima estaba adscrita a la división de investigaciones de la comisaría de El Valle de la PNB. La Nación, Venezuela

La criatura estaba envuelta en una frazada. Diario 21, Argentina

Image

La primera de las noticias (la víctima) se refería a un soldado. La segunda (la criatura), a una niña. Y, en efecto, la concordancia esperada es la del género de la palabra (en este caso, en femenino), no la del sexo de la persona.

Image

Este tipo de palabras suele crear cierta inseguridad entre los hablantes. Se puede establecer la concordancia de acuerdo con la marca del artículo (como en los ejemplos anteriores), o bien mantener una concordancia basada en el sentido, como sucede en los ejemplos siguientes:

La víctima era funcionario. Te Interesa, España

Descubren nueva especie de
dinosaurio que vivió hace 75 millones de años. La criatura era herbívoro con una enorme nariz y cuernos largos. Telesur, Venezuela

Image

- Además existen otros nombres (casi todos de animales) en los que una única palabra alude a cualquiera de los dos sexos: la jirafa, el castor, la mosca, el mosquito, la araña, el hipopótamo, el delfín... Si realmente se precisa concretar el sexo de esos animales, la opción es añadir macho / hembra: una cebra macho, un bisonte hembra... La concordancia se mantiene con el género de la palabra.

A pesar de ser tan alta, la jirafa (macho / hembra) es considerablemente rápida.

Recuerda, además, que la variación de género de los nombres de algunos animales se realiza cambiando enteramente la palabra. Estos cambios afectan en ocasiones a sus crías: carnero / oveja (cordero), caballo / yegua (potro), gallo / gallina (pollo), toro – buey / vaca (ternero – ternera)...


B)

Los nombres comunes que se refieren a objetos, ideas, etc., es decir, sin sexo. En estos casos las razones para determinar el género masculino o femenino no son biológicas sino generalmente lingüísticas: el origen de la palabra, la pronunciación durante la historia, etc.

SUSTANTIVOS GENERALMENTE MASCULINOS

Los que acaban en –o, con las excepciones que conoces:

- Los sustantivos que acaban en
–or son masculinos (pero no la palabra flor: la flor, la coliflor): el horror, el valor, el sudor... Si se refieren a seres vivos (con sexo), el género se expresa con –or / –ora: corredor / corredora, director / directora, dictador / dictadora..., aunque algunos de ellos forman el femenino en –iz (la emperatriz, la actriz...).

- Los nombres de ciertas profesiones u ocupaciones acabadas en
–e / -és (y algunos otros sonidos) forman el femenino en -esa: príncipe / princesa, alcalde / alcaldesa, duque / duquesa, marqués / marquesa, abad / abadesa...

- Los nombres que acaban en
–aje: garaje, equipaje, lenguaje, maquillaje, mensaje, masaje, patinaje...

Image

- Los días de las semana y de los meses: Odio los lunes, Empiezo mi nuevo trabajo el próximo octubre.


SUSTANTIVOS GENERALMENTE FEMENINOS

Los que acaban en –a (con las excepciones que conoces), como los siguientes::

- Los nombres que acaban en
–dad o en –tad: enfermedad, cantidad, casualidad, piedad, desigualdad, maternidad, voluntad, lealtad, dificultad...

- Los nombres que acaban en
–ción o en –sión: construcción, reacción, circulación, participación, precisión, presión, prisión...

- Los que acaban en
–tud: exactitud, esclavitud, plenitud...

- Las letras del alfabeto, que usas para deletrear.

Con otras terminaciones, necesitas observar la concordancia de la palabra para conocer su género... También puedes consultar el diccionario. Igualmente puedes necesitar tu diccionario para saber el género de la palabra, pero sobre todo para saber el significado. Observa:

Image
Image
Image
Image

el bolo

la bola

el caracol

la caracola

Algunas palabras frecuentes de este tipo, en las que el cambio de significado es importante, son:

anillo / anilla, banco / banca, bombo / bomba, caño / caña, castaño / castaña, cerezo / cereza, cinto / cinta, ciruelo / ciruela, cuadro / cuadra, cubo / cuba, cuchillo / cuchilla, cuento / cuenta, fajo / faja, fruto / fruta, impresor / impresora, mango / manga, manto / manta, manzano / manzana, modo / moda, naranjo / naranja, olivo / oliva, pulpo / pulpa, rayo / raya

Otras, también frecuentes, solo tienen pequeños cambios de significado, forma, tamaño, material, etc., pero mantienen la idea general:

barco / barca, cesto / cesta, charco / charca, gorro / gorra, huerto / huerta, jarro / jarra...

Image
Image

Algunos sustantivos se utilizan con género diferente en el español que se habla en España y en el de algunas zonas de Latinoamérica. No son muchos, y los diccionarios más completos suelen informar de estas variaciones:

la sartén (España) / el sartén (algunas zonas Latinoamérica)

Image
Image

la bombilla (España) / el bombillo (algunas zonas Latinoamérica)

Image

EJERCICIO TRES

¿Has consultado tu diccionario? Demuéstralo... Relaciona los enunciados de la columna de la izquierda con las palabras de la columna de la derecha.

Están en la nevera.

Están en el campo.

1) cerezos

2) cerezas

Cuestan mucho dinero.

Se venden en paquetes.

3) anillos

4) anillas

Image
Image

En el desayuno.

En la comida.

5) pulpo

6) pulpa

Se lleva en la cintura.

A veces se lleva en la cabeza.

7) cinta

8) cinto

En los museos hay.

A veces no huelen bien.

9) cuadras

10) cuadros

En Latinoamérica, los barrios tienen…

Algunas camisas tienen…

11) cuadras

12) cuadros

Te puedes hacer un corte en la cara.

Te puedes hacer un corte en el dedo.

13) cuchillo

14) cuchilla

Necesita electricidad.

No necesita electricidad.

15) impresor

16) impresora

Te puede manchar.

Un posible sitio manchado.

17) manga

18) mango

Image

Muchas veces acaban bien.

Algunas veces acaban mal.

19) cuentas

20) cuentos

Hace ruido y daño.

Hace ruido sin daño.

21) bomba

22) bombo

En el cielo (con lluvia o sol).

En tu cuaderno.

23) rayas

24) rayos

¡Qué elegante!

¡Qué frío!

25) manto

26) manta

Image

Caben muchos.

Caben pocos.

27) barco

28) barca

Del esquiador.

Del policía.

29) gorra

30) gorro

PARA APRENDER MÁS...

Aunque afecta a la gramática, esta es una tarea de vocabulario y por eso el diccionario es útil para ayudarte.

Image
Image

Están en la nevera. las cerezas
Están en el campo.
los cerezos

Cuestan mucho dinero.
los anillos (sobre todo de oro)
Se venden en paquetes.
las anillas

En el desayuno.
pulpa
En la comida.
pulpo

Se lleva en la cintura.
el cinto
A veces se lleva en la cabeza.
la cinta

En los museos hay.
cuadros
A veces no huelen bien.
cuadras

En Latinoamérica, los barrios tienen.
cuadras
Algunas camisas tienen.
cuadros

Te puedes hacer un corte en la cara.
con una cuchilla
Te puedes hacer un corte en el dedo.
con un cuchillo

Necesita electricidad.
una impresora
No necesita electricidad.
un impresor

Te puede manchar.
el mango
Un posible sitio manchado.
la manga

Muchas veces acaban bien...
los cuentos (…y vivieron felices)
Muchas veces acaban mal...
las cuentas

Hace ruido y daño.
una bomba
Hace ruido sin daño.
un bombo

En el cielo (con lluvia o sol).
rayos
En el cuaderno (y en el mar).
rayas

¡Qué elegante!
con un manto
¡Qué frío!
sin manta

Caben muchos.
en un barco
Caben pocos.
en una barca

Del esquiador.
un gorro
Del policía.
una gorra

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO