Hemos señalado en los apartados anteriores los cambios relacionados con las personas verbales y con los tiempos, pero la reformulación de las palabras de otras personas exige otros cambios. Si los observas con atención, todos ellos son perfectamente lógicos.

INTERROGATIVAS

Podemos “reproducir” los enunciados interrogativos en nuestro discurso indirecto actual. Existen dos procedimientos.

a) Preguntas que no incluyen pronombres interrogativos, que solo exigen una entonación interrogativa. En estos casos, la fórmula de introducción incluye la conjunción si (o que si) y se descarta la entonación interrogativa, pues ya no se trata realmente de una pregunta sino la “transcripción” de una pregunta anterior.

¿Has visto el partido de baloncesto?
Me preguntó si había visto el partido de baloncesto.
Me preguntó
que si había visto el partido de baloncesto.

INTERROGATIVOS
Image

b) Las preguntas que incluyen un pronombre interrogativo mantienen ese pronombre (con su correspondiente tilde) precedido de la conjunción que (aunque en ocasiones basta con la fórmula de introducción, sin que). Tampoco en estos casos se mantiene la entonación interrogativa:

¿Dónde está la estación de metro, por favor?
Me preguntó que dónde estaba la estación de metro.
Me preguntó
dónde estaba la estación de metro.

¿A qué hora sale el tren para Bilbao?
Me preguntó que a qué hora salía el tren de Bilbao.
Me preguntó
a qué hora salía el tren de Bilbao.

Image

Es frecuente en español incluir algún fragmento para subrayar que, en efecto, estamos reproduciendo una pregunta, y en esos casos la pregunta ya no empieza con un pronombre interrogativo y por eso la reproducción de la pregunta combina el procedimiento del apartado anterior:

Me preguntó si sabía dónde estaba la estación de metro.
Me preguntó
si le podía decir a qué hora salía el tren para Bilbao.


Ya te lo decía yo.
Era imposible el olvido.

Jorge Guillén (1893-1984). Poeta español asociado con la Generación del 27, aunque su poesía, pensada como “poesía pura”, es distinta de la de los otros miembros de ese grupo. Exiliado durante la Guerra Civil española, fue profesor en Canadá, Puerto Rico y en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. Recibió el Premio Cervantes en 1976.

Image

RELACIONES CON EL ESPACIO Y EL TIEMPO

Los cambios de persona y de tiempo que supone la reproducción de las palabras de otras personas implican también cambios de las relaciones de esa persona con su entorno.

a) Cambios asociados con las relaciones espaciales de la persona con su entorno: posesivos, demostrativos, verbos... No solo son cambios mecánicos, sino que en algunos casos, la recuperación de las palabras exige añadir información para reconstruir el contexto del enunciado original, como puedes comprobar en estos ejemplos:

Mira esta fotografía, y fíjate bien porque este de la izquierda es mi abuelo.
Me dijo que mirara
una fotografía y que me fijara bien porque el hombre que estaba a la izquierda de la foto era su abuelo.

Mis hermanos vienen a comer a mi casa...
Me dijo que sus hermanos
iban a comer a su casa, a la de él. (a la de la persona que habló)

Cuando vayas a la cafetería, ¿me podrás
traer un café con leche?
Me dijo que si cuando fuera a la cafetería le podría
llevar un café con leche.

Image

b) Cambios asociados con las relaciones temporales de la persona con su entorno: adverbios, locuciones, demostrativos... Además del sistema verbal, se alteran las palabras que expresan tiempo. Observa los ejemplos:

Hoy tengo clase a las once, porque esta tarde tengo prácticas de laboratorio, pero mañana el horario es el habitual.
Hablé con ella el jueves de la semana pasada y me dijo que
aquel día tenía clase a las once porque aquella tarde tenía prácticas de laboratorio, pero que al día siguiente el horario era el habitual.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO