Los demostrativos este, ese, aquel (y sus variantes en femenino y en plural) se sitúan habitualmente antes del sustantivo y concuerdan en género y número con él.

Por favor, guarda ese libro y también aquellas revistas en esta caja.

Image

En ocasiones, el sustantivo al que se refiere aparece en primer lugar y posteriormente se omite, pero el demostrativo mantiene igualmente la concordancia adecuada con lo que estamos viendo.

Esos ordenadores son carísimos, pero aquel, en cambio, está de oferta.

Finalmente, también podemos retomar un nombre previo y establecer la concordancia con otro posterior con un significado similar, como en los ejemplos:

- Te acuerdas de la tarta que preparó Yolanda?
- ¡Claro que me acuerdo! Ese es el postre más rico que he comido en mi vida.
- ¡Claro que me acuerdo! Ese postre es el más rico que he comido en mi vida.


EJERCICIO UNO

Completa los siguientes enunciados coherentemente con las palabras del cuadro (pueden ser sinónimos o palabras de significado próximo a las que aparecen en los diálogos). Usa un demostrativo adecuado... Hay cinco palabras que no necesitas... Y una pista: la palabra que necesitas en los segundos enunciados no tiene el mismo género que la del primer enunciado.

chico licor libro folio helado neumático salsa diccionario verbo término postre

- Mamá, te presento a Carlos, la persona de la que estoy enamorada…
- ¡Ah! De modo que este chico tan guapo es tu novio... Encantada, Carlos.

- Pantaleón y las visitadoras es una novela muy divertida, ¿la conoces?
- No, no he leído (1), ¿me lo prestas?

-
¿Me dejas una hoja? Me he olvidado el cuaderno en casa...
- Lo siento, (2) es el último que me queda...

-
El chimichurri es perfecto para los asados...
- Me encanta (3).

Image

- Quiero cambiar las ruedas del coche. ¿Cuáles me recomienda?
- Pues mire, (4) de allí, los Regordín, son muy buenos y están de oferta.

- Aquí, en esta línea, profesora, no sé lo que significa esta palabra: colegui.
- Es que (5) no está en el diccionario: es como colega, pero familiar, entre jóvenes

PARA APRENDER MÁS...

Este ejercicio trabaja con sinónimos (y eso no es difícil; si necesitas ayuda, puedes consultar tu diccionario), pero también con cambios de géneros.

- Pantaleón y las visitadoras es una novela muy divertida, ¿la conoces?
-
No, no he leído ese libro (1), ¿me lo prestas?

- ¿Me dejas una hoja? Me he olvidado el cuaderno en casa...
-
Lo siento, este folio (2) es el último que me queda...

- El chimichurri es perfecto para los asados...
-
Me encanta esa salsa (3).

Image

- Quiero cambiar las ruedas del coche. ¿Cuáles me recomienda?
-
Pues mire, aquellos neumáticos (4) de allí, los Regordín, son muy buenos y están de oferta.

-
Aquí, en esta línea, profesora, no sé lo que significa esta palabra: colegui.
-
Es que ese término (5) no está en el diccionario: es como colega, pero familiar, entre jóvenes.


Image

En el español hablado en algunas zonas de Latinoamérica (aunque especialmente en Argentina) es frecuente el uso de este sin un claro valor de demostrativo.

Generalmente, la pronunciación de la segunda /e/ es más larga y con un tono ascendente. Su empleo, siempre oral, se relaciona con la búsqueda de la palabra adecuada (reformulaciones o para expresar que una enumeración no ha acabado), la autocorrección o el inicio de una conversación.

Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO