Image

Seguro que conoces bien la conjugación del verbo ser y del verbo estar, pero recuerda que en algunos países la segunda persona del singular del verbo ser (tú eres) se forma como voseante: vos sos (o con algunas variantes locales que mantienen el pronombre ).

Recuerda también que las formas de pretérito perfecto simple del verbo
ser (fui, fuiste, fue, fuimos, fuisteis, fueron) coinciden exactamente con las formas del verbo ir en ese mismo tiempo.

Image

Como sabes, usamos el verbo ser para expresar la identidad de las personas o de las cosas. En este sentido hay una serie de características que asociamos generalmente con la identidad, y por ello se expresan con el verbo ser:

a) La presentación de alguien o algo (La chica de la izquierda es mi hermana / Parece una moto pero es un coche eléctrico). Y también la existencia:

- ¿Quién es?
- Soy yo, abuela, Natalia. Abre la puerta, por favor.

Image

b) La nacionalidad, el origen / la procedencia / la raza, la profesión, la pertenencia a un grupo: Sam y Pam son australianas, aquel cuadro es de 1693, Ese vino es del norte de Italia, Pire y Quillen son nombres mapuches, ¡Alto! Somos policías, Somos socios del gimnasio municipal...

c) Entendemos también que el material de las cosas forma parte de su identidad: el vaso es de plástico, el reloj es de oro...

d) Asimismo el verbo ser expresa la identificación de momentos / periodos de tiempo: Mi cumpleaños es el 4 de abril y es lunes, El siglo XVII fue el mejor en la literatura española.

e) La expresión de la posesión (real o imaginada) forma parte igualmente de la identidad de las cosas o de las personas: La bici verde es suya pero las otras son nuestras, Aquel hombre es mi abuelo.

f) Además, usamos el verbo ser para presentar nuestra opinión / nuestra valoración sobre hechos o sucesos (pero no sobre personas o cosas). Así establecemos una identidad para ese hecho: Es una pena no hablar muchos idiomas, Es injusto que haya guerras en el mundo, Fue una lástima que no llegara a tiempo de ver el espectáculo...

SUBJUNTIVO: PRESENTE
Image

En algunas ocasiones el verbo ser, junto con una preposición, se usa como sinónimo de otro verbo:

Eso fue en 1992 > sucedió / pasó
El retraso es por tu culpa > ha sucedido / ha pasado
¿La estación? Sí, es por allí > se va
Ese aparato es para abrir latas > sirve
El refresco es sin / con cafeína > tiene / no contiene
La reunión es hasta las nueve > dura

Sin embargo, observa que en la mayoría de los casos se mantiene la idea de identidad: Tú eres el responsable del retraso, Ese es el camino, Ese aparato es un abrelatas, El refresco es / no es apropiado para niños, La reunión es larga.

g) En general, expresamos la localización de algo o alguien con el verbo estar (mi casa está en la esquina, mi hermana está en clase ahora). Esa es la norma general. Pero observa los siguientes ejemplos:

- Dónde es la reunión?
- Creo que es en la planta cuarta.

- ¿Dónde es la fiesta?
- Era en casa de Laura, pero se ha cancelado.

La persona que contesta ofrece la localización, pero usa el verbo ser... Compara estos ejemplos con los siguientes:

- Perdona, ¿dónde está la cafetería?
- Está en la planta baja, pero abren a las 9.

- ¿Dónde está la parada del autobús?
- Está al lado de la farmacia... Se ve desde aquí.

En estos casos las personas que hablan se refieren de nuevo a la localización y ahora utilizan el verbo estar. La diferencia fundamental entre los primeros enunciados y los segundos es que una reunión o una fiesta no son lugares, espacios físicos, mientras que la cafetería o la parada del autobús sí lo son. En los primeros casos, usamos el verbo ser; en los segundos, utilizamos el verbo estar.

Image

A veces podemos extender esa idea de no localización a espacios que podemos considerar concretos, aunque los seguimos presentando no como espacios.

- ¿Puedo ver las fotos?
-
¡Claro! Mira...
-
¿Oh, ¡qué playa tan bonita! ¿Dónde es?
-
En Ibiza, el año pasado.

Observa el siguiente diálogo: la primera pregunta se relaciona con la existencia; la segunda, con la localización:

- Oye, perdona, ¿dónde es la clase de Cálculo?
-
En el aula 39.
-
¿Y dónde está?
-
En el edificio 3, al lado de la Biblioteca.

Puede suceder también que usemos el verbo estar sin querer preguntar por la localización, precisamente porque ya la conocemos. Imagina que has llegado a la dirección donde se celebra la fiesta: apenas hay gente, todos parecen aburridos, no hay música o la que hay es muy mala... En esos casos puedes preguntar...

Vamos a ver..., pero ¿dónde está la fiesta? Porque es aquí, ¿verdad?

porque lo que ves no coincide con tu concepto de fiesta (las fiestas son divertidas, con gente y buena música).

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO