EJERCICIO UNO

Completa el fragmento de la obra teatral Tres sombreros de copa, de Miguel Mihura, con los pronombres adecuados (uno o dos en cada espacio). Atención:
- no necesitas pronombres para todos los espacios del texto; si no es necesario el pronombre, escribe una raya;
- en los casos indicados, tienes que completar el hueco con un verbo acompañado de un pronombre o dos (debes elegir entre los verbos de la lista siguiente).

enseñar esperar cerrar acercar enseñar

Image

Miguel Mihura (Madrid, 1905-1977), escritor y periodista español. Fundador de una de las revistas humorísticas más populares en España: La Codorniz, autor teatral y guionista en algunas películas.

Este fragmento pertenece a la obra de teatro
Tres sombreros de copa (escrita en 1932, publicada en 1947 y representada en el teatro en 1952). Se considera que esta obra es un anticipo del teatro del absurdo, un género que se extendió en Europa y en Estados Unidos entre los años 40 y 60 del siglo XX.

DON ROSARIO. Pase usted, don Dionisio. Aquí, en esta habitación, (1) hemos puesto el equipaje.
DIONISIO. Pues (2) es una habitación muy mona, don Rosario.

DON ROSARIO. Es la mejor habitación, don Dionisio. Y la más sana. El balcón (3) da al mar. Y la vista es hermosa. (Yendo hacia el balcón.) AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA (4) aquí. Ahora no se ve bien porque es de noche. Pero, sin embargo, (5) mire usted allí las lucecitas de las farolas del puerto. Hace un efecto muy lindo. Todo el mundo (6) dice.
¿
(7) ve usted?
DIONISIO. No. No (8) veo nada.

DON ROSARIO. Parece usted tonto, don Dionisio.
DIONISIO. ¿Por qué (9) dice usted eso, caramba?

DON ROSARIO. Porque no ve las lucecitas. AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA (10). Voy a abrir el balcón. Así (11) verá usted mejor.
DIONISIO. No. No, señor. Hace un frío enorme. AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA (12). (Mirando nuevamente) ¡Ah! Ahora me parece que (13) veo algo. (Mirando a través de los cristales) ¿Son tres lucecitas que hay allá a lo lejos?

DON ROSARIO. Sí. ¡Eso! ¡Eso!
DIONISIO. ¡Es precioso! Una es roja, ¿verdad?

DON ROSARIO. No. Las tres son blancas. No (14) hay ninguna roja.
DIONISIO. Pues yo creo que una de ellas es roja. La de la izquierda.

DON ROSARIO. No. No puede ser roja. Llevo quince años AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA (15) a todos los huéspedes, desde este balcón, las lucecitas de las farolas del puerto, y nadie (16) ha dicho nunca que hubiese ninguna roja.
DIONISIO. Pero, ¿usted no (17) ve?

DON ROSARIO. No. Yo no (18) veo. Yo, a causa de mi vista débil, no (19) he visto nunca. Esto (20) dijo mi papá. Al morir mi papá (21) dijo: «Oye, niño, ven. Desde el balcón de la alcoba rosa se ven tres lucecitas blancas del puerto lejano. AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA (22) a los huéspedes y se pondrán todos muy contentos...» Y yo siempre (23) enseño...
DIONISIO. Pues hay una roja, yo __________ (24) aseguro a usted.

DON ROSARIO. Entonces, desde mañana, __________ (25) diré a mis huéspedes que se ven tres lucecitas: dos blancas y una roja... Y se pondrán más contentos todavía. ¿Verdad que (26) es una vista encantadora? ¡Pues de día (27) es aún más linda!...
DIONISIO. ¡Claro! De día se verán más lucecitas...

DON ROSARIO. No. De día (28) apagan.
DIONISIO. ¡Qué mala suerte!

DON ROSARIO. Pero no importa, porque en su lugar se ve la montaña, con una vaca encima muy gorda que, poquito a poco, se (29) está comiendo toda la montaña...
DIONISIO. ¡ Es (30) asombroso!

Miguel Mihura:
Tres sombreros de copa, Editorial Cátedra (TEXTO ADAPTADO)

PARA APRENDER MÁS...

DON ROSARIO. Pase usted, don Dionisio. Aquí, en esta habitación, le / (1) hemos puesto el equipaje.
DIONISIO. Pues (2) es una habitación muy mona, don Rosario.

DON ROSARIO. Es la mejor habitación, don Dionisio. Y la más sana. El balcón (3) da al mar. Y la vista es hermosa. (Yendo hacia el balcón.) AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA Acérquese (4) aquí. Ahora no se ve bien porque es de noche.
Pero, sin embargo,
(5) mire usted allí las lucecitas de las farolas del puerto. Hace un efecto muy lindo. Todo el mundo lo (6) dice. ¿Lo / las (7) ve usted?
DIONISIO. No. No - (8) veo nada.

DON ROSARIO. Parece usted tonto, don Dionisio.
DIONISIO. ¿Por qué me / (9) dice usted eso, caramba?

DON ROSARIO. Porque no ve las lucecitas. AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA Espérese (10). Voy a abrir el balcón. Así lo / (11) verá usted mejor.
DIONISIO. No. No, señor. Hace un frío enorme. AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA Ciérrelo (12). (Mirando nuevamente) ¡Ah! Ahora me parece que (13) veo algo. (Mirando a través de los cristales) ¿Son tres lucecitas que hay allá a lo lejos?

DON ROSARIO. Sí. ¡Eso! ¡Eso!
DIONISIO. ¡Es precioso! Una es roja, ¿verdad?

DON ROSARIO. No. Las tres son blancas. No (14) hay ninguna roja.
DIONISIO. Pues yo creo que una de ellas es roja. La de la izquierda.

DON ROSARIO. No. No puede ser roja. Llevo quince años AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA enseñándoles (15) a todos los huéspedes, desde este balcón, las lucecitas de las farolas del puerto, y nadie me / (16) ha dicho nunca que hubiese ninguna roja.
DIONISIO. Pero, ¿usted no las (17) ve?

DON ROSARIO. No. Yo no las (18) veo. Yo, a causa de mi vista débil, no las (19) he visto nunca. Esto me lo (20) dijo mi papá. Al morir mi papá me (21) dijo: «Oye, niño, ven. Desde el balcón de la alcoba rosa se ven tres lucecitas blancas del puerto lejano. AQUÍ UN VERBO DE LA LISTA Enséñaselas (22) a los huéspedes y se pondrán todos muy contentos...» Y yo siempre se las (23) enseño...

DIONISIO. Pues hay una roja, yo se lo (24) aseguro a usted.
DON ROSARIO. Entonces, desde mañana, les / (25) diré a mis huéspedes que se ven tres lucecitas: dos blancas y una roja... Y se pondrán más contentos todavía. ¿Verdad que (26) es una vista encantadora?

¡Pues de día
(27) es aún más linda!...
DIONISIO. ¡Claro! De día se verán más lucecitas...

DON ROSARIO. No. De día las (28) apagan.
DIONISIO. ¡Qué mala suerte!

DON ROSARIO. Pero no importa, porque en su lugar se ve la montaña, con una vaca encima muy gorda que, poquito a poco, se / (29) está comiendo toda la montaña...
DIONISIO. ¡ Es (30) asombroso!

Miguel Mihura:
Tres sombreros de copa, Editorial Cátedra (TEXTO ADAPTADO)

Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO