Observa esta fotografía, los enunciados que podemos asociar con ella y también las ideas que podemos extraer:

Image

Está muy gordo porque se pasa el día comiendo.
Como se pasa el día comiendo, está muy gordo.

Según estos enunciados, podemos expresar la causa con la conjunción porque, cuando la causa aparece en segundo lugar en el enunciado, después de la información presentada como una situación. Si apuntamos primero la causa y después la situación, usamos como.

Compara los enunciados anteriores con los siguientes:

Image

Está muy gordo porque come mucho.

Image

Come mucho porque está gordo.

El enunciado de la derecha (aunque tiene un significado posible con un contexto adecuado) ya no presenta la misma idea que los anteriores. Subrayamos así que la lógica del conjunto es la que te debe ayudar a interpretar el significado: las palabras que conectan esas dos informaciones deben confirmar esta relación.

Podemos diferenciar las palabras que contribuyen a señalar la relación de causa en dos grupos:

A)

Palabras y agrupaciones de palabras que subrayan las razones de la acción: porque, como, a causa de, por ello / eso / lo que, debido a (que), gracias a (que), por culpa de (que)...

Algunas de esas palabras pueden aportar un matiz positivo / negativo:
gracias a (que) / por culpa de (que). Otras son capaces de mostrar las razones de un conjunto extenso de información (en especial las que se combinan con formas neutras: por ello / por eso / por lo que...), pero todas ellas mantienen ese significado común que hemos mencionado.

Image
Image

Recuerda que existen cuatro formas muy similares, que en ocasiones pueden resultar confusas:

-
porque: la conjunción que estamos estudiando para relacionar subordinadas que explican la causa. Si no introduce una información con un verbo, simplemente usamos por (Cerrado por vacaciones).

-
por qué, generalmente entre signos de interrogación (¿por qué?), pero no siempre (Por favor, explícame por qué no has contestado las preguntas del examen), es una forma interrogativa, directa o indirecta.

-
porqué es un sustantivo y puede aparecer en singular o plural, pero casi siempre con artículo (el porqué, los porqués). Su significado es el de “motivos”, “razones”:

Cada entrenamiento es como una competición para ella. Si hay un fallo, lo analiza para buscar el porqué. Marca, España

Los porqués de las reacciones involuntarias de nuestro cuerpo. Tener cosquillas, sonrojarnos, bostezar, sentir sobresaltos antes del sueño, tener hipo o que se nos ponga la piel de gallina... El Espectador, Colombia

- por que, una combinación poco frecuente (es más común por el que / por la que, etc.), de preposición y pronombre de relativo, es decir, una información añadida a un nombre:

Esta es la carretera por (la) que fuimos a la playa.

INTERROGATIVOS
PREPOSICIONES

B)

Palabras y locuciones con las que subrayamos qué es lo que da lugar a la acción y que subrayan por qué es posible: ya que, dado/a/os/as, dado que.., en vista de que..., puesto que....

Como puedes ver en los ejemplos, estas combinaciones parten de una información que se considera evidente y que propicia, fomenta y explica las razones de la acción. Con frecuencia esta información aparece en primer lugar.

Podemos comprar tres ya que están de oferta, ¿no?

Pues
ya que están de oferta, podemos comprar tres, ¿no?

Image

Observa que tanto en este ejemplo como en los siguientes, el hablante / la situación pueden matizar su enunciado y decidir otro tipo de vinculación, por ejemplo, si la acción ya ha sucedido:

Vale, no insistas más... Vamos a comprarlas, porque están de oferta, ¿eh?
Hemos ido al mercadillo y hemos comprado tres bragas
porque estaban de oferta.

Image

En vista de que hemos tenido que cambiar la puerta
tres veces, hemos decidido poner un cartel nuevo.

Puesto que / Dado que las señales son occidentales,
algunas personas se pueden equivocar.

En general, reservamos en vista de que, puesto que y dado que para usos formales y la lengua escrita. La locución ya que es la más común en la lengua hablada. Recuerda también que dado que introduce un enunciado con verbo y es invariable; pero sin la conjunción que, la información que se añade es simple (sin verbo) y en esos casos mantiene concordancia de género y número con el sustantivo que presenta esa información, que se sitúa inmediatamente después.

El alcalde resaltó que la nueva depuradora [...] permitirá dar respuesta a la demanda del sector industrial, algo que hasta ahora no se podía dadas las limitaciones de las anteriores instalaciones. El Periódico de Extremadura, España

También se espera que más animales se terminen con granos [...],
dados los precios favorables de los cereales y la oportunidad de agregar valor a la producción de maíz. Infocampo, Argentina

Image

En la lengua hablada es frecuente sustituir la conjunción porque y decir en su lugar que. En esos casos, debes prestar atención a la relación de causalidad entre las dos informaciones para interpretar correctamente el enunciado:

Ricardo, ponte la bufanda y el gorro, que hace mucho frío hoy, que si no, te vas a resfriar.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO