En el apartado c) de la sección de repaso de esta unidad enumeramos la combinación del exclamativo qué + sustantivo / adjetivo / adverbio. Esta combinación se puede extender para formar un enunciado más complejo:

¡Qué piso! > ¡Qué piso tan bonito tiene!
¡Qué pequeño! >
¡Qué pequeño es el apartamento de Laura!
¡Qué mal! >
¡Qué mal me ha salido el examen de Química!

En todos los casos, como hemos visto, se mantiene el tono de intensificación que hemos mencionado arriba.

Image

Como sucede, en parte, con los interrogativos, el exclamativo ¡qué! puede combinarse con algunas preposiciones asociadas con el verbo del enunciado. Observa los siguientes ejemplos:

Has usado el coche de tu padre sin permiso y has chocado contra un árbol... Chico, ¡en qué lío te has metido!

Las cuatro y media, pero, hijo, ¡
a qué hora llegas! Tenemos que hablar... Esto no puede seguir así.

Image

Observa que las combinaciones de ¡qué + sustantivo / adjetivo / adverbio! pueden representar una reacción a una información que comparten la persona que habla y la persona que escucha, algo que se ha dicho con anterioridad o que los interlocutores saben. Decimos, por ejemplo, ¡qué pena!, ¡qué bien! o ¡qué injusto! cuando otra persona ha informado de algo antes. En estas situaciones, si queremos añadir más información, solemos usar el subjuntivo:

- He cambiado el vuelo y llegaré a tu fiesta...
- ¡Qué bien que puedas venir!

-
Al final estoy estudiando alemán...
- ¡Qué pena que no hayas encontrado plazas en japonés!

- Sí, sí, suspendí el examen...
- ¡Qué injusto que te suspendieran por solo dos décimas...!

Observa que eso no sucede (y usamos el indicativo) cuando no existe una información compartida (y por ello no es posible una reacción).

¡Qué calor (que) hace hoy!
¡Qué bien (que)
hemos comido! ¡Todo riquísimo!
¡Qué triste (que)
es la película! No me ha gustado nada...

Image
Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO