La preposición de aporta diversos significados, pero tiene limitaciones cuando la usamos con pronombres tónicos. Repasamos esos usos a continuación.

a) La preposición de puede actuar como posesivo o expresar una relación / pertenencia o identidad (la bici de Alicia / el novio de Mercedes / soy socio de Médicos sin Fronteras).

Con el significado de
posesión, no usamos la preposición de con los pronombres tónicos o ti; no decimos el libro es de mí / ti sino el libro es mío / tuyo o es mi libro, tu libro). Sin embargo, sí podemos emplearla con los restantes pronombres tónicos en lugar del posesivo para identificar una(s) persona(s) de otra(s): no, no es mío, es de ella.

“Ahorita hay unos problemas de que hay unidades piratas, ese problema no es de nosotros sino de las autoridades que permiten eso.” NTR Zaratecas, México

No se emplea esta combinación (de + pronombre tónico) para expresar pertenencia o identidad (Soy de Francia; no decimos Soy de ella).

Image

b) Otro de los significados de la preposición de es el de expresar origen en el espacio, punto de salida: He llegado de Valparaíso esta mañana. Tampoco usamos el pronombre tónico en estos casos: la indicación de la procedencia se expresa con un adverbio (he llegado de allí).

No obstante, sí podemos usar la preposición con los pronombres tónicos cuando expresamos situación / localización en el espacio, sin indicar el origen, como sucede en los ejemplos siguientes.

Image
Image

c) Finalmente, la preposición de también puede expresar características: libro de ejercicios, botella de plástico... Con este significado, la preposición de tampoco se combina con pronombres tónicos; no de decimos no he hecho los ejercicios porque no tengo el libro de ellos.

Image

La combinación de la preposición de y los pronombres tónicos es frecuente con muchos verbos que aparecen habitualmente con esa preposición: acordarse de (mí), burlarse de (nosotros), cansarse de (ello), despedirse de (ti), enamorarse de (ti), cuidar de (usted), olvidarse de (vosotras)… Sin embargo, no lo hacemos con los verbos que aparecen con la preposición de e indican movimiento y lugares:

Image

Me levanté de la cama…

Image

Me levanté de ella…

Sí podemos usar los pronombres tónicos con esos verbos si no expresamos un lugar concreto, sino una idea, como en los ejemplos siguientes. Observa con atención la imagen de la derecha; decimos salir de él (del laberinto, que no entendemos como un lugar concreto), pero no decimos salir de él (del metro, del tren, que sí es un lugar físico).

Image
Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO