Usamos también el subjuntivo con esta proyección de futuro cuando explicamos lo que otra persona ha dicho y en su enunciado esa persona incluye un imperativo. De hecho, los imperativos siempre tienen una proyección hacia el futuro.

- Veamos... Marcelo, sal a la pizarra para resolver el ejercicio.
- ¿Qué hago? El profesor me ha pedido que salga a la pizarra y no he estudiado nada...

Mari Carmen me ha dicho que
compre algo en el supermercado, pero no me acuerdo de qué ¿tomates, pañales?...

-
¡Vamos, a cantar todas!
- Quiere que cantemos... ¡Qué vergüenza!
No vuelvo a un karaoke en mi vida.

Image

Igualmente podemos usar el subjuntivo cuando el discurso directo incluye una perífrasis de obligación o una construcción parecida, pero para eso el hablante debe interpretar que se trata de una orden: no debe simplemente reproducir lo que han dicho otras personas:

- Tiene que entregar una fotocopia del pasaporte en la primera planta.
[...]
- Traigo la fotocopia del pasaporte...
- No es aquí, es en la planta baja.

Pero si me acaban de decir que la tenía que entregar aquí.
el hablante reproduce la conversación previa

Pero si me acaban de decir que la entregue aquí.
el hablante interpreta la conversación previa

IMPERATIVO
PERÍFRASIS VERBALES
DISCURSO INDIRECTO

EJERCICIO DIEZ

Relaciona los primeros enunciados con los segundos, y escribe las formas verbales que faltan (vas a necesitar el imperativo o el presente de subjuntivo).

Tienen que firmar abajo, en la zona sombreada.
0. Perdón, ¿dónde quiere que
firmemos?

Habla con ella, está un poquito nerviosa.

a) El policía os ha pedido que las maletas...

¡El siguiente! ¡Pase!

b) Ya ha oído: la jueza exige que todo el dinero.

Abran las maletas, por favor.

c) ¿Que haga la compra? ¡Siempre yo! ¡Es injusto!

No perdáis el tiempo buscando eso.

d) Me ha pedido que con ella, pero no sé qué decirle.

Y, por favor, llámame todos los días.

e) Me ha pedido que le todos los días, pero es carísimo.

El acusado debe devolver el dinero robado.

f) Sí, que el 29, nos bajemos en la cuarta parada y al lado está el mercado.

Al salir del trabajo, la compra, que no hay nada en la nevera.

g) ¡Ya nos toca! Han dicho que .

Córteme poco y con la raya a un lado.

h) Oiga, ¿está de broma? me dice que le y que le peine... y es usted calvo.

¡Vámonos, por favor!

i) ¿Qué te pasa? ¿Por qué quieres que nos ahora?

Coged el autobús 29, en la cuarta parada y al lado está el mercado, ¿está claro?

j) Quiere que no el tiempo buscando eso.

PARA APRENDER MÁS...

Repaso del imperativo (y formas similares), el estilo indirecto y también el subjuntivo correspondiente. Los pronombres te ayudan a elegir la opción correcta.

Habla con ella, está un poquito nerviosa.
d) Me ha pedido que
hable con ella pero no sé qué decirle.

¡El siguiente! ¡Pase!
g) ¡Ya nos toca! Han dicho que
pasemos.

Abran las maletas, por favor.
a) El policía os ha pedido que
abráis las maletas...

No perdáis el tiempo buscando eso.
j) Quiere que no
perdamos el tiempo buscando eso.

Y, por favor, llámame todos los días.
e) Me ha pedido que le
llame todos los días, pero es carísimo.

6. El acusado debe devolver el dinero robado.
b) Ya ha oído: la jueza exige que
devuelva todo el dinero.

7. Al salir del trabajo,
haz la compra, que no hay nada en la nevera.
c) ¿Que haga la compra? ¡Siempre yo! ¡Es injusto!

8. Córteme poco y
péineme con la raya a un lado.
h) Oiga, ¿está de broma? me dice que le
corte y que le peine... y es usted calvo.

Image

¡Vámonos, por favor!
i) ¿Qué te pasa? ¿Por qué quieres que nos
vayamos ahora?

Coged el autobús 29,
bajad en la cuarta parada y al lado está el mercado, ¿está claro?
El imperativo puede ser también bajaos (repasa el imperativo cuando se combina con un pronombre).
f) Sí, que
cojamos el 29, nos bajemos en la cuarta parada, y al lado está el mercado.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO