Como sucede con los adverbios de lugar, algunos adverbios de tiempo (y locuciones adverbiales) también pueden marcar la perspectiva (la “distancia” temporal) del hablante respecto a los hechos. Por eso la relación entre los adverbios de tiempo y los tiempos verbales es muy importante.

Piensa, por ejemplo, que no podemos decir
Ayer iré al cine o Mañana estuve enfermo; pero piensa también que un enunciado como Tuve clase de japonés informa de una acción pasada, pero no sitúa esa acción en el tiempo; sin embargo, la presencia del adverbio (u otras formas de expresión del tiempo) sí lo hace: Ayer tuve clase de japonés.

PASADO

MOMENTO ACTUAL

FUTURO

Image
TIEMPOS VERBALES: RELACIONES

Así pues, podemos afirmar que:

a) Algunos adverbios (o locuciones adverbiales) sitúan los hechos / las acciones en el tiempo desde la perspectiva del hablante, desde su momento actual. Y entendemos que la perspectiva puede ser subjetiva y por ello podemos presentar las acciones / los hechos de formas diferentes y mostrar actitudes diferentes:

Hoy

estoy cansado.
estuve comiendo con Sara.
he estado en el gimnasio.
iremos al cine.

b) Con algunos adverbios (o locuciones adverbiales) podemos situar los hechos o las acciones en el tiempo en relación con otros hechos / acciones. Es común, por lo tanto, usar complementos para estos adverbios con el objetivo de detallar las acciones / hechos que se relacionan.

Eso que dices sucedió antes

de las vacaciones.
de cenar.
de que llegara Marina.

Eso que dices sucedió

durante las vacaciones.
mientras estábamos de vacaciones.
cuando estábamos de vacaciones.

Además de esos complementos pospuestos, estos adverbios pueden recibir otras informaciones antepuestas que aportan una información de cantidad: mucho / bastante... antes de que llegara.

YA - AÚN

C) Finalmente, otros adverbios (o locuciones adverbiales) expresan la frecuencia de los hechos / las acciones. En este grupo tienen cabida algunos adverbios acabados en –mente construidos sobre palabras de tiempo: diariamente, anualmente...

Siempre
Frecuentemente
Nunca

jugaba al ajedrez con sus amigos.

También estos adverbios pueden recibir complementos antepuestos para matizar (aunque de modo general) la frecuencia: prácticamente siempre, casi nunca...

CUANTIFICADORES
Image

Algunos adverbios (o locuciones adverbiales) de tiempo pueden expresar una información temporal muy imprecisa y, en cambio, aportar información o valoración sobre la forma en que sucede la acción. Es decir, enfocan más sobre las características (cómo) que sobre el momento (cuándo).

Compruébalo en los siguientes ejemplos:

Sucedió súbitamente, muy pronto, de repente...
Llegó bastante tarde, enseguida, rápidamente...


EJERCICIO DOS

En la siguiente entrevista han desaparecido los adverbios de tiempo (o algunas construcciones equivalentes). Completa el texto con los más adecuados de la siguiente lista.

cuando aún después ahora Entonces Ya de pronto mientras recientemente Jamás antes al amanecer a mañana siempre próximamente

Image

Entrevistamos a Robinsón Sansón, el gran aventurero, que cada día, por la tarde (0), entre las 18 y las 19 horas, nos visita en nuestros televisores para relatarnos sus viajes más peligrosos, las situaciones más arriesgadas, las civilizaciones más insólitas, sus hazañas más intrépidas, para delicia de grandes y chicos.

- Robinsón, ¿puedes explicarles a nuestros lectores tus proyectos actuales?
- Bueno, es un secreto, pero puedo adelantar que (1) estoy preparando un viaje que podría calificar como uno de los más peligrosos de mi vida... Me planteo ir (2) (la fecha no está definida, pero será un día laborable) en bicicleta al centro de la ciudad, y moverme entre autobuses, autos, motos, humos, contaminación...

- Muy arriesgado, sin duda. ¿Teme por su vida?
-
Claro, en todas las expediciones (3) hay un gran riesgo... Pero creo que sobreviviré.

- ¿Cuál ha sido la aventura más peligrosa de su vida?
-
Fue el año pasado, (4) decidí ir, sin protección, sin casco ni nada, a unos grandes almacenes de la capital el primer día de las rebajas de verano. Pasé miedo, de verdad, (5) estaba allí. (6) he estado en la selva y no puedo comparar, pero durante esas pocas horas creí que iba a morir. Llegué a la puerta de la tienda (7), justo en ese momento estaba saliendo el sol y todo parecía tranquilo, pues (8) faltaban varias horas para la apertura... Pero (9) llegó una avalancha de hombres y mujeres como no había visto nunca. (10) quise huir, pero era completamente imposible... (11) no pude escapar... ¡Un horror!

-
¡Qué aventura! ¿Qué veremos mañana en tu programa, el primero de este nuevo año?
-
Pues una aventura emocionante que me sucedió un poco (12) de la anterior, justo (13) de la Navidad, el 23 de diciembre exactamente. O sea algo que me ha sucedido (14), de gran actualidad... El público experimentará una gran aventura conmigo.

-
Un pequeño anticipo, por favor...
-
No, no, tendrán que esperar (15).

-
Por favor...
-
Bueno. Les prometo riesgo, tensión, emoción, nervios, miedo, peligro, a veces pánico... Y solo puedo decirle que todo sucede en mi examen de español...

-
¡Qué miedo! No se pierdan el próximo programa de Robinsón Sansón en acción.

PARA APRENDER MÁS...

El ejercicio no es difícil: su objetivo es elegir los adverbios adecuados, claro, pero para ello debes fijarte en otras palabras que expresan tiempo y, por supuesto, en los verbos.

Entrevistamos a Robinsón Sansón, el gran aventurero, que cada día, por la tarde (0), entre las 18 y las 19 horas, nos visita en nuestros televisores para relatarnos sus viajes más peligrosos, las situaciones más arriesgadas, las civilizaciones más insólitas, sus hazañas más intrépidas, para delicia de grandes y chicos.

- Robinsón, ¿puedes explicarles a nuestros lectores tus proyectos actuales?
- Bueno, es un secreto, pero puedo adelantar que ahora (1) estoy preparando un viaje que podría calificar como uno de los más peligrosos de mi vida... Me planteo ir próximamente (2) (la fecha no está definida, pero será un día laborable) en bicicleta al centro de la ciudad, y moverme entre autobuses, autos, motos, humos, contaminación...

- Muy arriesgado, sin duda. ¿Teme por su vida?
- Claro, en todas las expediciones siempre (3) hay un gran riesgo... Pero creo que sobreviviré.

Image

- ¿Cuál ha sido la aventura más peligrosa de su vida?
-
Fue el año pasado, cuando (4) decidí ir, sin protección, sin casco ni nada, a unos grandes almacenes de la capital el primer día de las rebajas de verano. Pasé miedo, de verdad, mientras (5) estaba allí. Jamás (6) he estado en la selva y no puedo comparar, pero durante esas pocas horas creí que iba a morir. Llegué a la puerta de la tienda al amanecer (7), justo en ese momento estaba saliendo el sol y todo parecía tranquilo, pues aún (8) faltaban varias horas para la apertura... Pero de pronto (9) llegó una avalancha de hombres y mujeres como no había visto nunca. Entonces (10) quise huir, pero era completamente imposible... Ya (11) no pude escapar... ¡Un horror!

-
¡Qué aventura! ¿Qué veremos mañana en tu programa, el primero de este nuevo año?
-
Pues una aventura emocionante que me sucedió un poco después (12) de la anterior, justo antes (13) de la Navidad, el 23 de diciembre exactamente. O sea algo que me ha sucedido recientemente (14), de gran actualidad...
El público experimentará una gran aventura conmigo.

-
Un pequeño anticipo, por favor...
-
No, no, tendrán que esperar a mañana (15).

-
Por favor...
-
Bueno. Les prometo riesgo, tensión, emoción, nervios, miedo, peligro, a veces pánico... Y solo puedo decirle que todo sucede en mi examen de español...

-
¡Qué miedo! No se pierdan el próximo programa de Robinsón Sansón en acción.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO