Image

Además de los pronombres átonos, en español tenemos los pronombres tónicos. Muchos de estos pronombres son los mismos que conoces como pronombres sujeto, pero precedidos de una preposición. La unidad dedicada a las preposiciones te puede ayudar para entender bien estos contenidos.

Junto con esas formas de los pronombres sujeto, disponemos de otras: usamos los pronombres
y ti, precedidos de preposición porque (yo / tú) no se emplean con preposiciones. Estos pronombres, (con acento gráfico) y ti (sin acento gráfico), se pueden combinar con la mayoría de las preposiciones, pero no con la preposición con. Para esa relación, el español dispone de las formas conmigo y contigo.

Image

Las preposiciones son muy importantes para explicar las relaciones de esos pronombres con la acción del verbo: a quién, de quién, con quién, etc. Repasa las unidades dedicadas a preguntas o las oraciones de relativo.

Entre las funciones de los pronombres tónicos están las de objeto directo y objeto indirecto, y también otras similares a las de los adverbios (por ejemplo, expresar la compañía). Sin embargo, recuerda que esas funciones corresponden siempre a los pronombres átonos. Los pronombres tónicos solo aparecen con la función de objeto directo u objeto indirecto cuando:

a) ya existe el pronombre átono;

b) es necesario distinguir a una persona entre otras durante la conversación, cuando el contexto no es claro o para avisar de que vamos a hablar de varias personas:

Pierre me preguntó a mí, porque mi hermano no sabe francés y yo sí.
A él le molesta el ruido, pero yo duermo muy bien...

Solo en los casos en que el enunciado no tiene verbo –porque se sobreentiende–, puede aparecer el pronombre tónico sin la presencia del pronombre átono:

A él le han comprado un balón; a mí, una raqueta.
A nosotros nos han citado a las once.
A ellos, a las once y media.

Para otras funciones -que no son ni de objeto directo ni indirecto-, no es necesaria la presencia de ningún pronombre átono. El significado depende de la preposición usada:

Iré con vosotros a ver al profesor y hablaré con él.
No sé nada
de ella.
Alicia ya no vive
conmigo: se separó de mí hace tres meses...

Image
Image

Excepto para la primera y segunda persona (que son las que participan en la conversación y por ello su significado es claro), el resto de formas necesita un referente presente en el enunciado o conocido para determinar el significado.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO