Estos adverbios, nunca y jamás, tienen un significado muy parecido y en ocasiones se puede usar uno u otro. Los diccionarios los presentan como sinónimos, ambos con un significado opuesto al adverbio siempre. Por esa razón introducen negaciones relacionadas con la expresión del tiempo. También tienen un funcionamiento similar en su capacidad de negar el enunciado cuando se sitúan antes del verbo; si nunca o jamás no están antes del verbo, debemos incluir el adverbio no para expresar un enunciado negativo.

A pesar de esa proximidad de usos y significados de ambos adverbios,
jamás aporta un significado más fuerte y rotundo, puesto que este adverbio no se combina con el adverbio casi. Podemos matizar la negación de nunca (casi nunca), pero no es posible matizar la de jamás (no podemos decir casi jamás). Asimismo podemos reforzar el valor de nunca (nunca jamás), pero no el valor de jamás (no decimos jamás nunca).

Image

Image

En algunos países de América Latina, pero especialmente en el Caribe, es frecuente la combinación más nunca con el valor de refuerzo que hemos señalado para nunca jamás, que es la más extendida.

No pongas más nunca una noticia así de él. Día a día, Paraguay

Que más nunca se repita algo semejante.
Unión de Periodistas de Cuba, Cuba

A veces en plena grabación se me salían expresiones como ‘más nunca’ cuando acá dicen ‘nunca más’.
Cromos Revista, Colombia

Image

Un número muy limitado de construcciones temporales que se proyectan hacia / desde el presente pueden aportar un valor de negación del enunciado. Fíjate en el siguiente ejemplo:

En toda mi vida he visto un sitio tan bonito como este.
En tu vida encontrarás una persona tan amable como Rocío.

Observa que, como ocurre con los cuantificadores, la posición pospuesta al verbo no es capaz de marcar como negativo el enunciado. En esa posición es necesaria la presencia del adverbio no, y entonces la construcción temporal actúa como intensificación.

No / Nunca he visto un sitio tan bonito como este en toda mi vida.
No / Nunca encontrarás en tu vida una persona tan amable como Rocío.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO