EJERCICIO UNO

Relaciona los siguientes enunciados con uno de la columna de la derecha. Piensa las razones de tu elección. Si son posibles las dos opciones, márcalas.

0. Se dirigió a ella.
A la escuela.
A Julieta.

1. Es un secreto...
entre tú y yo.
entre yo y tú.

2. Está con ella.
Con gripe.
Con María.

3. Es de ella.
De Dinamarca.
De Paula.

4. Le debo 200 euros...
Va tras mí todos los días para que se los devuelva.
Va tras de mí todos los días para que se los devuelva.

5. ¿Hablamos sobre ello?
Vale, ahora traigo una escalera.
No, ahora no.

6. Vendrá por ella...
para llevarla al circo.
por la tarde.

7. Es la guía de ellos.
Para saber los mejores restaurantes de Santiago.
De Andrea y Manolo. La compraron cuando fueron a Chile.

8. Vino con él...
Lo había conocido en una fiesta: moreno y bastante alto.
Lo había comprado en las rebajas: rojo y muy elegante.

9. Para mí, no es verdad.
Aunque no estoy segura.
Muchas gracias, qué amables sois.

10. Las cuentas de la empresa van mal.
Por ellas se suprimen las vacaciones.
Por ello se suprimen las vacaciones.

PARA APRENDER MÁS...

Repasa los contenidos de este apartado... Son muy extensos, y, por eso, el objetivo es mejorar tu conocimiento sobre los pronombres, no necesariamente hacer todos los ejercicios bien. Lee los comentarios a cada uno de los ejemplos.

1. Es un secreto...
entre tú y yo.
entre yo y tú.
Una simple, pero importante, razón cultural: no ponemos la primera persona en la posición inicial.

2. Está con ella.
Con gripe.
Con María.
Ella expresa en este enunciado, con verbo copulativo, la persona, no la cosa.

3. Es de ella.
De Dinamarca.
De Paula.
Relacionamos de + este pronombre para expresar la posesión, no la procedencia.

4. Le debo 200 euros...
Va tras mí todos los días para que se los devuelva.
Va tras de mí todos los días para que se los devuelva.
Se trata de una excepción que hemos visto en la unidad: con los pronombres mí y ti no usamos tras sino tras de.

5. ¿Hablamos sobre ello?
Vale, ahora traigo una escalera.
No, ahora no.
Aunque extraño, podemos hablar encima de un lugar (con o sin escalera), pero no usamos el pronombre neutro ello, para referirnos a ese lugar.

Image

6. Vendrá por ella...
para llevarla al circo.
por la tarde.
Recuerda: no usamos por + pronombre tónico para indicar tiempo: ella no significa la tarde...

7. Es la guía de ellos.
Para saber los mejores restaurantes de Santiago.
De Andrea y Manolo. La compraron cuando fueron a Chile.
De nuevo, expresamos la posesión, no la localización.

8. Vino con él...
Lo había conocido en una fiesta: moreno y bastante alto.
Lo había comprado en las rebajas: rojo y muy elegante.
Ambas opciones son posibles: vino con un vestido rojo y muy elegante o con su amigo / su novio / su marido.

9. Para mí, no es verdad.
Aunque no estoy segura.
Muchas gracias, qué amables sois.
Para mí, en este contexto, significa en mi opinión. El hablante no agradece nada porque no ha recibido nada.

10. Las cuentas de la empresa van mal.
Por ellas se suprimen las vacaciones.
Por ello se suprimen las vacaciones.
La concordancia es con el neutro ello: la referencia no es a la palabra cuentas sino a todo el enunciado.


EJERCICIO DOS

Completa los siguientes diálogos con el pronombre tónico y la preposición más adecuados.

- ¿Te acuerdas (1)?
-
No, no mucho, tu cara me suena pero...
-
Sí, hombre, soy Susana, iba (2) y con tu hermana al instituto, a 4º C.
-
Ah, sí, claro, eras muy amiga (3)... Ahora, me acuerdo (4) ¡Cuánto tiempo!

-
Oiga, ¿no me oye?... Estoy hablando (5)...
-
¿ (6)? Perdone, no me he dado cuenta... Como miraba a esa señora, pensaba que le estaba preguntando (7)...

Francisco me ha dado muchos recuerdos (8)... Hoy he estado comiendo (9) y hemos estado hablando mucho rato (10) y de tu vida. En seguida me ha preguntado (11) y si te habías casado... (12), estoy casi seguro, que sigue enamorado (13).

-
Háblenos de su última película y también (14), sobre todo de su nuevo marido... ¡El séptimo!
-
Bueno, estoy encantada (15) porque tengo un papel protagonista y el director me ha dado unas escenas donde estoy maravillosa... Y, claro, también estoy encantada (16), ja, ja, porque Charlie es guapísimo... Todas mis amigas tienen envidia (17)... No puedo vivir (18), y eso que ya llevamos casi dos meses casados. ¡Soy muy feliz (19) y, claro, él es muy feliz (20)!

Image
PARA APRENDER MÁS...

Tienes que pensar en la lógica de los enunciados y en los interlocutores para seleccionar el pronombre (y la preposición) más conveniente. Observa, como caso un poco especial, el ejercicio 17, que se puede presentar como tienen envidia de mí, me tienen envidia / me envidian, pero no me tienen envidia de mí.

- ¿Te acuerdas de mí (1)?
-
No, no mucho, tu cara me suena pero...
-
Sí, hombre, soy Susana, iba contigo (2) y con tu hermana al instituto, a 4º C.
-
Ah, sí claro, eras muy amiga de ella (3)... Ahora, me acuerdo de ti (4) ¡Cuánto tiempo!

-
Oiga, ¿no me oye?... Estoy hablando con usted (5)...
-
¿Conmigo (6)? Perdone, no me he dado cuenta... Como miraba a esa señora, pensaba que le estaba preguntando a ella (7)...

Francisco me ha dado muchos recuerdos
para ti (8)... Hoy he estado comiendo con él (9) y hemos estado hablando mucho rato de (sobre) ti (10) y de tu vida. En seguida me ha preguntado por ti (11) y si te habías casado... Para mí (12), estoy casi seguro, que sigue enamorado de ti (13).

-
Háblenos de su última película y también de / sobre usted (14), sobre todo de su nuevo marido... ¡El séptimo!
-
Bueno, estoy encantada con ella (15) porque tengo un papel protagonista y el director me ha dado unas escenas donde estoy maravillosa... Y, claro, también estoy encantada con él (16), ja, ja, porque Charlie es guapísimo... Todas mis amigas tienen envidia de mí (17)... No puedo vivir sin él (18), y eso que ya llevamos casi dos meses casados. ¡Soy muy feliz con él (19) y, claro, él es muy feliz conmigo (20)!

Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO