Si observas de nuevo estos enunciados, puedes llegar a la conclusión de que la aportación del condicional es un valor de cortesía (en ocasiones de modestia): los deseos aparecen suavizados, los consejos o las peticiones no se entienden como órdenes; las suposiciones no intentan imponer la opinión...

Image
Image

Cierre la puerta al salir.
Tengo que irme ya...

¿Podría cerrar la puerta al salir?
Debería irme ya...

De hecho, con ese objetivo de cortesía, algunos enunciados pueden anteponer un verbo en condicional (casi siempre son verbos que se refieren al hecho mismo de hablar, de afirmar algo) para suavizar el contenido. Observa los ejemplos siguientes y cómo en todos los casos la persona que habla realmente dice, habla y se atreve (no se plantea como una acción incierta o insegura).

Creo que estamos trabajando bien, en buenas instalaciones, diría que las condiciones son muy buenas. Europa Press, España

Yo
no hablaría de fracaso porque me parece que es una serie de gran calidad. Periodista Digital, España

Me atrevería a decir que la arquitectura, en cuanto a calidad, vive un momento esplendoroso. La Opinión de Murcia, España

La pronunciación de estos enunciados suele subrayar la forma del condicional, precisamente para destacar ese tono de cortesía. Estos enunciados suelen ir acompañados de expresiones de la cara y gestos que muestran igualmente cortesía / modestia, y son en todos los casos incompatibles con otras palabras con valor de exigencia o imperativo:

Image

Oiga, ¿podría bajar la música inmediatamente?

Image

Algunos de estos usos relacionados con la cortesía (especialmente con el verbo querer) se pueden expresar con el condicional, pero también con el pretérito imperfecto de indicativo o con el de subjuntivo (Buenas tardes, quería una tónica, pero sin hielo, por favor / Buenas tardes, quisiera hablar con el responsable de la Sección de Seguros, por favor; este último caso tiene un uso más formal).

INDICATIVO: PRETÉRITO IMPERFECTO
SUBJUNTIVO: TIEMPOS DE PASADO
Image

Para sorpresa de muchos extranjeros, algunos hablantes de español (sobre todo en España) no utilizan demasiado las peticiones con por favor.

Sin embargo, eso no significa en absoluto que sus peticiones son descorteses. El condicional (y la entonación) se encarga de mostrar la amabilidad de la petición, y así lo entienden los hablantes nativos.


EJERCICIO CUATRO

Lee las situaciones siguientes y completa los enunciados con el tiempo adecuado: el condicional simple u otros tiempos. Tú decides si debes mostrar cortesía o no... Puedes añadir algunas palabras más si es necesario (en los dos últimos ejercicios debes redactar la frase completa). Intenta no repetir los verbos que usas.

La empleada del banco ha sido muy antipática contigo.
(1) cambiar estos euros en dólares.

Es la quinta vez que se lo pides, y no te hace caso.
¿
(2) apagar el cigarrillo?

Es un/a nuevo/a compañero/a de trabajo, guapísima...
¿
(3) tomar un café o algo a la hora de la salida?

Tienes que pagar unas monedas en el aparcamiento, pero solo tienes un billete grande. Entras en una tienda para intentar cambiar el billete.
¿
(4) cambiarme este billete para poder pagar la máquina del aparcamiento?

Image

Estás un poco perdido en una ciudad que no conoces...
¿
(5) decirme donde está la calle del Sol?

En una entrevista de trabajo un poquito complicada, los tres entrevistadores te preguntan sobre los problemas que, a tu juicio, tiene la empresa.
(6) que los problemas son graves y conviene encontrar una solución urgente.

Al banco del parque en el que estabas sentado/a, ha llegado una persona mayor, se ha sentado, ha colocado varios paquetes encima del banco y casi no te deja sitio.
¿
(7) colocar esos paquetes en el otro lado...?

Aunque llevas poco tiempo en la empresa, tu jefe, en el ascensor, te ha preguntado sobre tus proyectos laborales en la compañía.
(8) ocupar un cargo de dirección...

Algo te gusta, pero es un poco caro. Tienes que pedir un descuento en la tienda...


Una buena amiga, con un poco de sobrepeso, está empeñada en llevar a una fiesta un vestido que le queda fatal, horrible. El vestido es mono, pero ella necesita un par de tallas más. A ver cómo se lo dices... ¡Suerte!

PARA APRENDER MÁS...

Hay muchas opciones también es este ejercicio. Estamos practicando cuándo usar el condicional, o no, para mostrar -o no- amabilidad, cortesía, modestia...

Sin embargo, expresar amabilidad, cortesía o modestia es más complejo que simplemente incluir el condicional: depende de la situación, de quién es el interlocutor y cuál es nuestra relación con él / ella. Por eso, con frecuencia, el condicional, cuando expresa cortesía, se acompaña con otras palabras y/o fórmulas para reforzar ese objetivo:
Bueno..., Disculpe.., Oiga..., fórmulas en negativo (¿No le importaría...?), rodeos, justificaciones de la razón de la petición (es que...), etc.

Para los ejercicios (9) y (10) puedes intentar complementar tus textos con algunas de estas fórmulas...

Image

La empleada del banco ha sido muy antipática contigo.
Quiero (1) cambiar estos euros en dólares.

Es la quinta vez que se lo pides, y no te hace caso.
¿Puede / Puedes (2) apagar el cigarrillo?

Es un/a nuevo/a compañero/a de trabajo, guapísima...
¿Te apetecería (3) tomar un café o algo a la hora de la salida?

Tienes que pagar unas monedas en el aparcamiento, pero solo tienes un billete grande. Entras en una tienda para intentar cambiar el billete.
¿Le iría bien (4) cambiarme este billete para poder pagar la máquina del aparcamiento?

Estás un poco perdido en una ciudad que no conoces...
¿Sabría (5) decirme donde está la calle del Sol?

En una entrevista de trabajo un poquito complicada, los tres entrevistadores te preguntan sobre los problemas que, a tu juicio, tiene la empresa.
Diría (6) que los problemas son graves y conviene encontrar una solución urgente.

Al banco del parque en el que estabas sentado/a, ha llegado una persona mayor, se ha sentado, ha colocado varios paquetes encima del banco y casi no te deja sitio.
¿
Tendría la bondad / la amabilidad de (7) colocar esos paquetes en el otro lado...?

Aunque llevas poco tiempo en la empresa, tu jefe, en el ascensor, te ha preguntado sobre tus proyectos laborales en la compañía.
Me gustaría (8) ocupar un cargo de dirección...

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO