El gerundio es otra de las formas no personales del verbo, y por ello puede actuar como complemento (en este caso del verbo) con un funcionamiento similar al de un adverbio y/o también recibir complementos típicamente verbales.

No obstante, su uso más frecuente es combinado con el verbo
estar, para formar una perífrasis verbal con la que subrayar la duración, el proceso de la acción (está hablando por teléfono), que es la misma información que aporta con las combinaciones con otros verbos: el niño sigue llorando, anda pensando en sus cosas...).

PERÍFRASIS VERBALES

El funcionamiento del gerundio como complemento verbal (asociado a ese valor de acción en progreso) es muy especializado, muy preciso (y eso explica que en muchas ocasiones se emplea de forma inadecuada):

a) El gerundio, con su capacidad para mostrar duración, debe expresar simultaneidad o inmediatez a la acción del verbo al que se refiere:

Trabaja arreglando ordenadores a domicilio.
Explicó el problema
usando unos ejemplos muy claros.

aunque en muchos textos (generalmente de los medios de comunicación o también de lenguajes especializados, como el jurídico y el administrativo suele aportar un valor de posterioridad, que consideramos incorrecto).

Image

Image

b) También es lógico entender que si el gerundio es un complemento verbal, ambos, el verbo y el gerundio, se deben referir preferentemente al sujeto de la oración. El uso inadecuado del gerundio en estos casos suele dar lugar a ambigüedades. En el siguiente ejemplo no podemos determinar quién caminaba bajo la lluvia:

Image

Nos encontramos a Lola caminando bajo la lluvia.

La ambigüedad de estos casos, también muy frecuentes, se puede resolver con oraciones de relativo o con un cambio de orden de los complementos del enunciado:

Image

Nos encontramos a Lola, que estaba caminando bajo la lluvia.

Image

Mientras caminábamos bajo la lluvia, nos encontramos a Lola.


c) Como hemos apuntado, el gerundio es un complemento verbal, por esa razón no lo usamos como complemento de sustantivos (hay muy pocas excepciones, en general relacionadas con construcciones próximas a las expresiones: agua hirviendo, clavo ardiendo).

Observa el siguiente ejemplo y comprueba cómo el enunciado sí es aceptable con el uso de una oración de relativo:

Image

Se hallaron dos panales conteniendo aproximadamente 60 mil y 70 mil abejas africanas. La Opinión, Perú

Image

Se hallaron dos panales, que contenían aproximadamente 60 mil y 70 mil abejas africanas.

Image

Como también hemos dicho, el gerundio también puede recibir complementos verbales, entre ellos pronombres átonos: su colocación se ajusta a lo que hemos expuesto en otras unidades.

Chillando no arreglarás el problema.
Chillándole no arreglarás el problema.
Chillándole de este modo no arreglarás el problema. Explicándoselo con calma, tal vez sí.

Image

En algunos casos, el gerundio puede expresar un enunciado con el valor de una oración condicional:

Explicándoselo despacio, tal vez te podrá entender.
Si se lo explicas despacio, tal vez te podrá entender.

ORACIONES CONDICIONALES

Observa que este uso del gerundio comporta una acción, y contrasta con el uso del infinitivo, que sugiere una idea general:

La mejor solución es explicárselo de nuevo, muy despacio.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO