Ya conoces (y hemos repasado) las formas de concordancia entre las oraciones de relativo y el sustantivo. Además de esas formas de concordancia, las oraciones de relativo se pueden asociar con el artículo neutro lo. En ninguno de estos casos aparece el sustantivo, porque no existen sustantivos neutros en español.

Empleamos la combinación de lo + que (+ oración de relativo) cuando la referencia es a un concepto que presentamos como conocido, deducible, o como genérico (A mí lo que me cuesta es pronunciar la erre > “la cosa / “la acción”; lo que me encanta es la paella > “el plato” / "esa comida"), y también a enunciados extensos (lo que llevo mal es levantarme pronto por las mañanas > “eso”).

ARTÍCULOS
ADJETIVOS
Image

Esta combinación también puede tener otros valores: interrogativos (No sé lo que dijo > “no sé qué dijo” , “no sé esa información”), intensificación (lo que me molesta un montón es el tono de su móvil > “me molesta mucho el tono de su móvil”) o, entre otros, como forma de recuperación de la conversación del interlocutor, generalmente con un valor muy expresivo (Lo que hice anoche a ti no te importa nada. Es asunto mío).

Es muy frecuente el uso de
lo con oraciones de relativo en la expresión de superlativos: Lo que más me gusta de estudiar español es conversar con la gente.

GRADO Y COMPARACIONES

Image

Con un valor próximo al neutro y un significado general, podemos encontrar construcciones relacionadas con los cuantificadores, como algo que..., alguien que..., nadie que...

Hay algo que no te he dicho nunca.
Parece que hay alguien que está llamando a la puerta...
Nadie que tenga sensibilidad puede decir eso...


EJERCICIO UNO

Lee los siguientes enunciados. Decide: a) si necesitan un pronombre de relativo (en ese caso escribe el más adecuado), b) si no necesitan un pronombre de relativo (marca esa opción con una raya) o c) si las dos opciones (con y sin pronombre) son posibles (escribe el pronombre y también indica esta segunda opción: ).

Image

- ¿Reconoce a la persona que atacó a su perrita?
- Sí, claro. No lo olvidaré nunca. El que / está a la izquierda... El que / lleva gafas...
- ¡Señora! Usted si que necesita gafas... No hay ningún hombre con gafas.

- ¿Al final se casó con aquella chica tan pecosa?
-
¿Con cuál? ¿Con Maureen? ¿ / (1) conoció en Belfast? No, solo estuvieron juntos dos meses...

-
¿Estabas enfermo el jueves? Tenías mala cara...
-
No, no... / (2) me pasó es que comí tres helados y no me sentaron bien.

-
¿Cuál compraste?
-
El verde, / (3) estaba rebajado.
-
¿Y tú?
-
/ (4) me probé en primer lugar...

-
¿Qué piensas de la situación económica?
-
Uf… / (5) me preocupa mucho el gran número de jóvenes sin trabajo...
-
Y tú, ¿qué opinas?
-
Lo mismo, pero / (6) me preocupa es que no tiene solución.

-
¿Has ido al mercado?
-
Sí, he comprado / (7) estaba apuntado en la lista.

-
¿Café, té, un refresco?
-
Me es igual. / (8) tú vayas a tomar… Lo mismo.

-
¡A ver! / (9) ya tienen las entradas pueden pasar a la sala… Esta cola es para comprar los tiques…
-
Menos mal... ¡Podían poner un cartel!

-
Puedes usar una toalla grande. / (10) está en el armario.
-
Gracias...

PARA APRENDER MÁS...

Hay varias soluciones posibles (y eso está muy bien para tu español). No obstante, en este caso tienes que fijarte en el conjunto del enunciado. Por ejemplo, una pregunta con cuál pretende una identificación por parte de la persona que habla: por eso aparece el artículo. Una pregunta con qué se asocia a menudo con el artículo neutro lo (lo que).

Observa el ejercicio 5, que no admite la aparición del pronombre de relativo. Para poder incluirlo, necesitas otro verbo, como sucede en el ejercicio 6, donde se usa el verbo
ser (es).

Recuerda que hemos señalado con
los ejemplos que pueden funcionar con oración de relativo o sin ella.

- ¿Al final se casó con aquella chica tan pecosa?
-
¿Con cuál? ¿Con Maureen? ¿La que / (1) conoció en Belfast? No, solo estuvieron juntos dos meses...

-
¿Estabas enfermo el jueves? Tenías mala cara...
-
No, no... Lo que / (2) me pasó es que comí tres helados y no me sentaron bien.

Image

- ¿Cuál compraste?
-
El verde, el que / (3) estaba rebajado.
-
¿Y tú?
-
El que / (4) me probé en primer lugar...

- ¿Qué piensas de la situación económica?
-
Uf… (5) me preocupa mucho el gran número de jóvenes sin trabajo...
-
Y tú, ¿qué opinas?
-
Lo mismo, pero lo que / (6) me preocupa es que no tiene solución.

- ¿Has ido al mercado?
-
Sí, he comprado lo que / (7) estaba apuntado en la lista.

- ¿Café, té, un refresco?
-
Me es igual. Lo que / (8) tú vayas a tomar… Lo mismo.
Al igual que lo que sucede en el ejercicio (10), la persona que contesta no sabe qué va a tomar su interlocutor: es algo no identificado; por esa razón usamos el subjuntivo, vayas. Lo estudiamos en los siguientes apartados y unidades.

- ¡A ver! Los que / (9) ya tienen las entradas pueden pasar a la sala… Esta cola es para comprar los tiques…
-
Menos mal... ¡Podían poner un cartel!

-
Puedes usar una toalla grande. La que / (10) está en el armario.
-
Gracias..


Image

En general, cuando agrupamos dos o más complementos con palabras como las conjunciones y, pero, o, solemos esperar complementos formados por la misma clase de palabras: comimos tortilla, embutidos y quesos (sustantivos), llegaron cansadas y hambrientas (adjetivos), etc. Sin embargo, las oraciones de relativo pueden combinarse con agrupaciones diferentes (adjetivos, preposiciones + sustantivos): un hombre muy culto, de gran inteligencia y que habla cuatro idiomas.

© 2021 - 2022 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO