Image

Con ponerse solemos expresar un cambio físico o psicológico de la persona. Consideramos que este cambio sucede (o lo observamos) de forma rápida y espontánea, aunque no se determina si ese cambio es permanente o no.

Cuando lo vio, se puso pálida.
Después de casarse
se puso muy gordo.

Algunos de estos verbos son sinónimos de otros, formados a partir de adjetivos: enrojecer (se puso rojo), enfermar (se puso enfermo/a), palidecer (se puso pálido/a), engordar (se puso gordo/a)...

Ponerse se combina preferentemente con adjetivos, pero también se puede presentar con sustantivos precedidos de una preposición:

Se puso de parto cuando estaban en el tren.
Estas canciones se pusieron de moda hace ya muchos años.
Se puso en ridículo delante de todos.

Image

Pero no se combina con sustantivos sin preposición, ya que estos casos expresan un significado reflexivo, sin mostrar un cambio.

Se puso maquillaje y también se puso el sombrero verde.

Image

Algunos adjetivos o formas adjetivales no se combinan con el verbo ponerse. Entre ellos, los relacionados con participios, ya que expresan un cambio completo y en general estable, presentado como resultado. No decimos, por lo tanto, Después de pintar la casa, se ha puesto muy cansado; Después de lavarlo, se ha puesto muy limpio...). En estos casos usamos quedarse (que estudiaremos más adelante).

Tampoco se combinan cuando el adjetivo no ofrece la progresión natural esperada, objetiva o subjetivamente
(Se ha puesto bajo / delgado). Puedes decir Se ha puesto guapa para la fiesta, pero no Se ha puesto fea (aunque sí lo usamos cuando no nos referimos a personas):

La navegación se puso fea en el estrecho. Hoy Digital, España

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO