Conoces ya algunas palabras (interrogativos y exclamativos) que tienen una forma muy parecida y quizá, por eso, te pueden resultar confusas... Es muy fácil solucionar el problema. Si observas el significado del conjunto del enunciado, podrás diferenciarlas: las palabras interrogativas están relacionadas con informaciones que no conocemos y que queremos saber; las exclamativas, en cambio, expresan generalmente nuestras reacciones sobre cosas que sí conocemos. Compruébalo en el siguiente ejercicio.

EJERCICIO DOS

Relaciona los siguientes enunciados para detectar las diferencias entre ¡cómo! (exclamativo), ¿cómo? (interrogativo) y como (adverbio de modo). Las explicaciones de las soluciones te pueden ayudar a entenderlo...

¡Cómo se viste! ¡Qué mal gusto!

a) no conoce la manera de vestirse de esa persona

No sé cómo se viste.

b) sí conoce la manera de vestirse de esa persona

Él se viste como dice su mujer

c) la información que sigue tiene el significado de “así”

PARA APRENDER MÁS...

En efecto, las tres formas son casi iguales... Sin embargo, si entiendes bien el significado no deberías tener problema. En el primer ejemplo la persona muestra sus sentimientos sobre la forma de vestirse de otra persona, por lo tanto, conoce la forma de vestirse... Es, pues, un exclamativo... Y lo podemos confirmar con el segundo ejemplo: la persona que habla ignora el modo de vestirse de otra persona; por eso es lógico poder formular una pregunta (indirecta) para conocer su forma de vestir. El tercer ejemplo, diferente porque como no lleva acento gráfico: es un adverbio de modo... (el hablante puede saber o no la forma de esa persona).

¡Cómo se viste! ¡Qué mal gusto!

b) sí conoce la manera de vestirse de esa persona

No sé cómo se viste.

a) no conoce la manera de vestirse de esa persona

Él se viste como dice su mujer

c) la información que sigue tiene el significado de “así”

Image

Image

Algunos enunciados claramente exclamativos aparecen introducidos con que: ¡Que se besen!, ¡Que viva Zapata!, ¡Que empiece ya! Sin embargo, observa que el que aparece sin acento gráfico. Se trata del imperativo referido a la tercera persona y con el valor, sobre todo, de proyectar un deseo sobre personas que no participan directamente en la conversación.

IMPERATIVO
Image

Aunque los significados siguientes son más claros, las formas exclamativas ¡vaya! y ¡anda! son las mismas que las de los verbos ir y andar. Estos ejemplos de exclamación son frecuentes como reacciones informales, generalmente de la lengua oral, para mostrar sorpresa.

¡Vaya casa que tiene! ¡Es enorme!
¡Anda! ¡Rebeca! ¡Eres tú! Pensaba que estabas en Alaska.

Cuando ¡vaya! o ¡anda! aparecen combinadas con otras formas pueden expresar indignación, disgusto, negativa, rechazo a lo que ha dicho el interlocutor, confirmación, etc., dependiendo precisamente de las palabras con las que se combinan:

Y sí que ha cambiado, vaya que sí. Lo primero, las formas. Granada Hoy, España

Disfrutar y paz mental, es lo que literalmente Subaru quiere que tengas al manejar, y vaya que no nos vendría nada mal en ciudades como en las que vivimos.
Motorpasión, México

Anda que no es difícil abrirse camino en la alta política.
El Mundo, España

Image
Image
Image

La expresión de sentimientos cuenta con muchos recursos en todos los idiomas, no solo los exclamativos que hemos presentado en esta unidad... Podemos expresar esos sentimientos con el vocabulario, el orden de las palabras, superlativos, comparaciones, repeticiones, el uso de los pronombres, los tiempos verbales y también, por supuesto, expresiones y palabras que actúan como refuerzo: ¡no me digas!, ¡y por si fuera poco...!, ¡encima se enfada...!, ¡vino elegantísimo, con corbata y todo!

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO