Image

En el próximo apartado vamos a tratar los interrogativos con preposición. Avanzamos aquí, debido a su frecuencia, el interrogativo ¿por qué?, que es, en efecto, la combinación de la preposición por y el interrogativo qué. Su significado es claro: se usa para conocer las razones de una acción / situación. La respuesta más común aparece introducida con porque (conjunción escrita junta y sin acento gráfico) o con la preposición por.

- ¿Por qué no viniste ayer a la fiesta?
- Por razones personales... No las puedo explicar.
- Porque no me encontraba bien.

SUBORDINACIÓN CAUSAL

Image

En español, algunas preguntas con ¿por qué? no son realmente preguntas; no esperan respuesta (o no con por o porque). Son frecuentes como formas de invitación o sugerencia amable, formuladas con la combinación ¿por qué no...?

¿Por qué no vamos al cine esta noche?

¿Por qué no me explicas los pronombres en español, si tienes un momento?

Sin embargo, además de ese valor de invitación, también pueden tener un significado de orden imperativa, generalmente interpretada como muy agresiva:

¿Por qué no te callas?

¿Por qué no te vas y me dejas en paz?

Image

EJERCICIO CUATRO

Estamos en el comedor principal del restaurante del famoso chef Pancho Panza, que nos ha invitado a comer mientras le entrevistamos para nuestros lectores. Pancho Panza, cocinero internacional, es famoso por sus platos modernos, originales y diferentes, que cuentan con diversos premios, entre ellos las prestigiosas Tres estrellas Miguelín...

Completa la entrevista con los interrogativos necesarios (y, si hacen falta, los sustantivos más lógicos)... Si no es necesario ningún interrogativo, señálalo con una línea.

- Señor Panza, ¿quién (0) le enseñó a cocinar?
- Nadie... Aprendí yo solo.

Image

- ¿ (1) y (2) decidió ser cocinero?
-
Bueno, sobre los dieciséis años... Pero no fue una decisión mía... Mi madre no me preparaba la cena...

-
¿ (3)?
-
Porque salía con chicas y llegaba tarde a casa sin avisar... En aquella época no había móviles.

-
¿ (4) fue el primer plato que preparó? ¿Lo recuerda?
-
Sí, claro. Fue una hamburguesa “inversa”... Dos hamburguesas y, en medio, un trozo de pan... Ahora lo sirvo en mi restaurante y tiene mucho éxito. No lo entiendo...

-
¿ (5) no lo entiende?
-
Porque los clientes se queman los dedos y se manchan..., pero no les importa.

- ¿ (6) fue ese el origen de su cocina revolucionaria?
-
No, no. El verdadero origen viene de los libros de cocina de mi madre. Pasaba las páginas, y elegía un ingrediente de cada página: pollo, sardinas, queso, vainilla, ajos... Es la base de mi cocina actual: el sabor mix.

-
Con su categoría de Tres estrellas Miguelín, su restaurante seguramente no es demasiado barato..., ¿ (7) cuestan los platos de la carta?
-
Ah, eso no se lo puedo decir. Cada día cambio los precios...

-
¿ (8) son sus clientes habituales?
-
Banqueros, hombres de negocios y similares... Gente así.

-
¿ (9) plato es el que la gente pide más en su restaurante?
-
La pizza Cien Estaciones, es mi especialidad...

-
Perdón, ¿ (10)?
-
Cien. O más.

-
Y, si no es un secreto profesional, ¿ (11) la prepara?
-
Muy fácil... Recojo todo lo que ha sobrado del día anterior y lo pongo encima de la pizza. Cada día tiene un sabor diferente.

-
Glups... Oiga, ¿ (12) está el libro de reclamaciones?
-
¿No le ha gustado la comida?

PARA APRENDER MÁS...

Esta es una actividad de repaso... Revisa los ejemplos de la unidad y los comentarios de algunos de los ejercicios.

- Señor Panza, ¿quién (0) le enseñó a cocinar?
-
Nadie... Aprendí yo solo.

-
¿Cómo (1) y cuándo (2) decidió ser cocinero?
-
Bueno, sobre los dieciséis años... Pero no fue una decisión mía... Mi madre no me preparaba la cena...

-
¿Por qué (3)?
-
Porque salía con chicas y llegaba tarde a casa sin avisar... En aquella época no había móviles.

-
¿Cuál (4) fue el primer plato que preparó? ¿Lo recuerda?
-
Sí, claro. Fue una hamburguesa “inversa”... Dos hamburguesas y, en medio, un trozo de pan... Ahora lo sirvo en mi restaurante y tiene mucho éxito. No lo entiendo...

-
¿Por qué (5) no lo entiende?
-
Porque los clientes se queman los dedos y se manchan..., pero no les importa.

- ¿
(6) fue ese el origen de su cocina revolucionaria?
-
No, no. El verdadero origen viene de los libros de cocina de mi madre. Pasaba las páginas, y elegía un ingrediente de cada página: pollo, sardinas, queso, vainilla, ajos... Es la base de mi cocina actual: el sabor mix.
Observa que es una respuesta de o no (no, en este caso). Son las que formulamos cambiando la entonación,
pero sin interrogativos.


-
Con su categoría de Tres estrellas Miguelín, su restaurante seguramente no es demasiado barato…, ¿cuánto (7) cuestan los platos de la carta?
-
Ah, eso no se lo puedo decir. Cada día cambio los precios...
El interrogativo cuánto es la única opción posible porque se pregunta sobre un verbo.

-
¿Quiénes / Cuáles (8) son sus clientes habituales?
-
Banqueros, hombres de negocios y similares... Gente así.
Repasa los usos de ¿cuál? para recordar los casos en que se puede preguntar por personas...

-
¿Qué (9) plato es el que la gente pide más en su restaurante?
-
La pizza Cien Estaciones; es mi especialidad...

- Perdón, ¿cuántas (10)?
-
Cien. O más.

-
Y, si no es un secreto profesional, ¿cómo (11) la prepara?
-
Muy fácil... Recojo todo lo que ha sobrado del día anterior y lo pongo encima de la pizza. Cada día tiene un sabor diferente.

-
Glups... Oiga, ¿dónde (12) está el libro de reclamaciones?
-
¿No le ha gustado la comida?

Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO