Su significado insiste también en el cambio completado, que es el resultado de un esfuerzo o de un proceso, aunque no necesariamente asociado a la voluntad del sujeto. Este cambio se refiere frecuentemente a cambios sociales o profesionales, formulados con sustantivos. Generalmente esos cambios son considerados como positivos, aunque no siempre, como puedes comprobar en el segundo ejemplo.

Image

Son pocos los que conocen la historia de Gonzalo Guerrero [nacido en 1511], una historia de amor, que llevó a este conquistador onubense a luchar y morir por los mayas, de quienes llegó a ser rey, y que ahora ve la luz en forma de documental. 20 minutos, España

Un 10% de los jóvenes dicen haberse enfrentado alguna vez a una situación incómoda en alguna plataforma social [...], aunque solo un 1%
llegó a ser un problema serio. La Voz de Galicia, España

Por su relación con el final del proceso, su expresión más habitual es en tiempos de pasado que indican que la acción está concluida.

Image

Arturo llega / llegaba a ser el vicedirector de la empresa.

Image

Arturo llegó / ha llegado a ser el vicedirector de la empresa.

Con un valor no predeterminado (ni positivo ni negativo inicialmente) es posible usar la combinación pasar a (ser):

[Eso] condujo a que el Latín se quedase como materia común y obligatoria del nuevo Bachillerato, mientras que Matemáticas pasó a ser electiva. La Información, España

La película se centrará en la historia de la villana del cuento, y mostrará cómo de ser un alma caritativa
pasó a ser una bruja. La Primera Plana, México

Con un significado próximo para expresar estos cambios sociales y profesionales, podemos usar también las combinaciones acabar de / meterse a (esta última sin indicación de proceso):

Como no era buen estudiante, acabó de vigilante en una fábrica.
No encontraba trabajo y al final
se metió a taxista en el turno de noche.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO