Como puedes imaginar, la expresión de la cantidad con adverbios está relacionada, en parte, con la unidad en la que hemos explicado los cuantificadores. En efecto, la forma de muchas de esas palabras es muy similar. La diferencia principal es que los adverbios son invariables y se refieren al verbo porque no acompañan a un sustantivo. En cambio, en el caso de la mayoría de los cuantificadores (referidos a sustantivos), existe concordancia de género y número con los sustantivos a los que acompañan.

CUANTIFICADORES

En efecto, la diferencia, en la mayoría de los casos, es el carácter concreto o no de la información referida, indicado por la presencia o ausencia del sustantivo (en el enunciado o en el contexto):

Suelo dormir bastante / No tengo bastante dinero / No tengo bastantes monedas
He comido demasiado / He comido demasiada tarta / He comido demasiados pasteles
No quiero tanto, por favor / No quiero tanta salsa, por favor / No quiero tantos bombones, por favor

Además de las palabras que ya conoces, pueden actuar como adverbios de cantidad algunas de las formas acabadas en –mente: notablemente lejos, extremadamente pobre, infinitamente cara...

Image
Image

El adverbio bien acostumbra a expresar modo (El problema está bien, lo has hecho bien porque has estudiado mucho y muy bien). Sin embargo, en España, pero sobre todo en muchos países de Latinoamérica, suele actuar también como adverbio de cantidad combinado con adjetivos o con adverbios

Estudia los siguientes ejemplos:

Creo que se hizo un buen partido, un partido bien difícil, muy complicado. Zócalo, México

Me mostró que aún tengo que seguir trabajando
bien duro en el gimnasio. Milenio, México

Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO