MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN a
MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN hasta
MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN hacia
MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN para
MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN contra

MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN a

Image

ESPACIO

La preposición a indica el destino (real o figurado) de alguien o de algo, y lo expresa con exactitud, no como un espacio aproximado o como una dirección:

Esta tarde voy a tu casa te llevo un recuerdo que te he traído de mi viaje a Guatemala.

Observa que la idea de viaje lleva implícita la idea de movimiento: por lo tanto no usamos un regalo que te he traído de mi viaje en Guatemala sino viaje a Guatemala.

Ese destino que expresa la preposición puede ser un lugar al que ya hemos llegado
(Fuimos a casa para cambiarnos de ropa) o que aún no se ha alcanzado (por la tarde iremos a casa para cambiarnos de ropa).

Image
Image

Recuerda que en la escritura la preposición a (y la preposición de) no se contraen en al / del cuando el artículo el forma parte de un nombre propio:

Fuimos a El Cairo de vacaciones.
Es una copia muy antigua
de El Quijote.

Sin embargo, cuando hablamos, la pronunciación contrae la preposición y el artículo.

La preposición a también expresa la localización de algo o de alguien. En general, establecemos esa localización con otro lugar (real o figurado) sobre el que prevemos un desplazamiento (y en ese aspecto se diferencia de la preposición en). También cuando señalamos la distancia entre esos lugares (y eso justifica también la idea de desplazamiento). Observa que en estos casos no aparecen verbos de movimiento:

Image

El refugio está a 1.200 metros de altitud.
Vive
a tres cuadras de aquí.

Tiene una casa a la orilla del mar.
Los lavabos están
al final del pasillo.

Con significado similar, algunas locuciones preposicionales tienen el mismo valor de localización:

Mira el mapa: Oporto se encuentra al norte de Lisboa. Fijate... a la izquierda del mapa, al lado del océano, junto al río Duero...

Image

Esta expresión del espacio puede también tomar un sentido figurado; no referirse a un lugar concreto, pero sí preservar la idea de movimiento: la “llegada” del documental a las tiendas en el primer ejemplo, o el “ascenso” del termómetro en el segundo:

El documental Salsa Giants, un tributo a “Cheo” Feliciano, sale hoy a la venta en Puerto Rico. El Diario, España

¡Qué calor! Estamos
a 38 grados... ¡Más de 100ºF!

TIEMPO

La misma idea de punto exacto que hemos visto para el espacio se transmite también a la expresión del tiempo:

En la capital michoacana el sol salió a las 7:05 horas y su puesta ocurrirá a las 20:24 horas. Mi Morelia, México

Image

Esta lógica del movimiento explica que usemos la preposición a con momentos del día que entendemos como concretos (a las 4, a mediodía, al anochecer...).

Para periodos más extensos −y por eso, imprecisos−preferimos la preposición
por (por la mañana, por la noche...), aunque podemos matizar esa extensión (nos vemos a media mañana, ¿de acuerdo?).

Algo similar ocurre con los días de la semana:
estamos a jueves (que es un momento concreto dentro de otro más amplio: la semana).

En la expresión del tiempo se mantiene la noción de desplazamiento, de recorrido, de proceso, combinada con la preposición de (o desde):

Tenemos clase de 9 a 11 todos los martes y los jueves.

O, sin otra preposición, para indicar, por ejemplo, el tiempo que falta para un suceso (que implica un “recorrido” desde el momento actual hasta el momento previsto):

Alud de encuestas, a una semana de comicios. El Nuevo Siglo, Colombia

Image
Image

Algunas fórmulas insisten en la expresión de movimiento, como repetición (debe tomar las pastillas dos veces al día) o como proceso / secuencia (volvió al cabo de dos días; al día / a la mañana siguiente).

Otras (la combinación con el adverbio
casi: casi a / a casi) matizan esa referencia, sobre todo en relación con cantidades: estamos a casi treinta grados / llegó casi a las once, faltaban cinco minutos.

Image

OTROS USOS

Image

La idea de dinamismo, de movimiento, asociada a la preposición a se puede percibir también en otras combinaciones, como con el infinitivo para expresar formas de imperativo (¡A callar!) o también en algunas perífrasis también con infinitivo: al salir / al llegar...

Asimismo en varias expresiones fijas, con un significado relacionado con el modo:
lavar a mano / a máquina, calamares, gambas, cordero a la plancha / a la parrilla...

Más adelante, en esta unidad, trataremos también los usos de la preposición a
en relación con el objeto directo y el objeto indirecto.


MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN hasta

Image

ESPACIO

La preposición hasta se relaciona también con la expresión del destino, y se asocia con verbos de movimiento y palabras que se relacionan con el espacio y el tiempo (real o figurado). La diferencia con la preposición a, como expresa el dibujo de arriba, es que el destino ahora se presenta como final del movimiento, un límite cerrado: llena la botella hasta la mitad, la carretera llega hasta la playa (la mitad o la playa se presentan como los “destinos” finales).

[Siguen] a la espera de que concluya la intervención de la dotación de bomberos que se ha desplazado hasta allí. El Correo de Zamora, España
[El Consejero] se desplazó hoy
hasta la capital burgalesa para asistir al nombramiento de la nueva Junta Directiva. El Norte de Castilla, España

Aunque, como has visto en los ejemplos anteriores, no es necesario añadir el punto de partida, con frecuencia los hablantes lo hacen con las preposiciones desde o de.

El mandatario llegó desde su casa hasta el centro de San José. La Nación, Costa Rica

Image

Como sucede con otras preposiciones, la información del movimiento, el origen y el destino final, puede ser real o figurada. Observa los ejemplos:

Son tres de las mentes cómicas más afiladas de EEUU. [...] tremendamente divertidos y originales [...].
Nos reíamos
hasta no poder más. Diario Palentino, España

[...] se puede aportar desde 50
hasta 1.000 euros. A partir de esta cifra, y hasta el máximo de 15.000 euros que se contempla actualmente, se requiere aportar documentación oficial. El Confidencial, España

El goteo incesante de camiones cargados de personas, autobuses abarrotados y trenes
hasta los topes continúa. La Jornada, Bolivia

Image

TIEMPO

Las ideas de movimiento y destino final que hemos señalado se repiten con la expresión de tiempo: el “destino”. En estos casos es una palabra asociada con el tiempo la que subraya el límite de ese periodo:

Las nuevas ayudas [para la adquisición de vehículos eléctricos] de 3.000 a 6.500 euros,
estarán disponibles
hasta el 31 de diciembre. El País, España

Image

Si la expresión de ese límite de tiempo se formula con un enunciado que incluye un verbo, usamos hasta que u otras fórmulas de subordinación, como la de la fotografía anterior: hasta donde (hasta el lugar en que) estés.

La cantautora Rosana afirma que una canción "no se termina hasta que no se comparte". Última Hora, Paraguay

Image

Repasa los ejemplos anteriores, relacionados con el tiempo, y observa que en estos casos la preposición hasta no se puede cambiar por la preposición a:

Image

Tengo vacaciones hasta la primera semana de septiembre.

Image

Tengo vacaciones a la primera semana de septiembre.

En cambio, en los casos en los que hasta expresa espacio, sí es posible usar la preposición a, aunque el enunciado pierde la idea de destino final.

Igualmente el hablante puede incluir información sobre el origen, el punto de partida con la inclusión de las preposiciones desde o de:

El Gaudí Centre [...] estará abierto desde las 10 hasta las 20 horas, todos los días excepto domingos y festivos, que se podrá visitar de 11 a 14 horas. Diari de Tarragona, España

Observa el ejemplo anterior y comprueba que con un contexto suficiente las preposiciones de y a pueden indicar también el origen y el final de un periodo: se podrá visitar de 11 a 14 h.

Image

Hasta puede tener otro significado distinto, próximo al de incluso, aunque en esos casos no se trata de una preposición sino de un adverbio:

Todos supieron la respuesta, hasta Carla, que nunca estudia.

Recuerda que la formulación negativa de este tipo de enunciados se hace con ni siquiera.

Nadie supo la respuesta, ni siquiera Simón, que siempre estudia mucho.

NEGACIÓN

También ahora podemos matizar el significado de “destino final” de la preposición hasta con el adverbio casi. El orden es intercambiable: hasta casi... o casi hasta..., aunque solemos preferir hasta casi con cantidades. Observa los ejemplos siguientes:

Los contratos de los astilleros de Vigo suben hasta casi el 30% en España. Diario Atlántico, España

Todos salieron a bailar
hasta casi las 4 de la madrugada. El Tribuno, Argentina

Esa euforia de las tribunas se vio trasladada a los jugadores, que se vieron claramente conmovidos,
casi hasta las lágrimas. Goal, Chile

El valor del mercado creció
casi hasta duplicarse. Portafolio, Colombia


MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN hacia

Image

ESPACIO

La preposición hacia comparte la idea de movimiento, pero, a diferencia de las preposiciones anteriores, no muestra destino sino dirección (real o figurada): es un destino aproximado (real o figurado) que se presenta con una distancia, una perspectiva. Esa idea de aproximación es importante para entender algunos de los valores de esta preposición.

Image

Las imágenes muestran cómo el ciclón avanza hacia la carretera. InfoBAE, Argentina

Durante el último temporal vio cómo la tierra se deslizaba
hacia su casa. La Estrella de Valparaíso, Chile

En los ejemplos anteriores ni la carretera ni la casa son los destinos, sino simplemente la dirección.

Estudia ahora el siguiente ejemplo:

[El delincuente] fue detenido la noche de ayer en el aeropuerto de Río de Janeiro, [...] cuando se disponía a abordar un vuelo hacia la ciudad de Fortaleza. Azteca Noticias, México

El lugar, la ciudad de Fortaleza, en Brasil, es ahora concreto y específico, pero en el enunciado se presenta como una perspectiva, con distancia respecto a ese lugar. Por eso, el uso de hacia es incompatible con los verbos que indican que se ha completado la acción, es decir, que se ha alcanzado el destino. Compara los siguientes ejemplos:

Image

Llegasteis a casa muy tarde.

Image

Lo llevé hasta su casa.

Image

Lo llevé hacia su casa.

Image

Llegué hacia casa.

No obstante, el uso más frecuente de hacia es con espacios figurados, en los que se mantienen las ideas de dirección, perspectiva, indeterminación:

La actitud hacia las apuestas estaría vinculada a los genes, según estudio. El Universal, Colombia

El Sporting mira
hacia el futuro. El Comercio, España

[El jugador] abandonó la capital [...] poniendo rumbo
hacia el baloncesto belga. Noticias de Álava, España

Image

TIEMPO

El uso de hacia para expresar tiempo se limita a la idea que hemos señalado antes, de “aproximado”: se alude a una palabra de tiempo de forma imprecisa / insegura: llegaré hacia las tres, no me esperéis para el almuerzo; eso sucedió hacia principios de siglo, más o menos.

Image

Observa, en el ejemplo anterior, que la persona que habla no conoce la hora de llegada y por eso usa la preposición hacia. Compara ese ejemplo con este otro:

No llegaré hasta las dos o las tres.

Esta persona tampoco sabe la hora de llegada, pero la perspectiva que presenta es diferente: no se sitúa en el momento aproximado de la llegada sino en el periodo que marca como límite. Observa la diferencia con este nuevo ejemplo:

Image

No llegaré hacia las dos o las tres...

que explica que tal vez esta persona llegará a las siete o las ocho, o las once o las doce.


MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN para

La preposición para tiene varios significados y usos, que estudiamos en otros apartados de esta misma unidad y en otras unidades. Presentamos ahora solo sus significados relacionados con el movimiento y el destino, que también pueden ser útiles para entender esos otros usos. Observa el dibujo siguiente (compáralo con los anteriores) e intenta imaginar un valor para la preposición para cuando indica movimiento y destino.

Image
Image

La pronunciación de la preposición para suele ser muy relajada, tanto en España como en Latinoamérica, sobre todo en situaciones informales. En esos casos pierde la última sílaba y se acostumbra a pronunciar [pa], incluso con contracción en contacto con el artículo el: [pal] o [pa’l].

Image

ESPACIO

Como las preposiciones a y hasta, la preposición para expresa una idea relacionada con un destino, y comparte con hacia la idea de dirección. La diferencia con todas ellas (en especial con a y hacia) es muy pequeña, y en ocasiones, podemos usar esas preposiciones indistintamente, generalmente con la expresión de un lugar genérico.

Image

Este clima es muy frío... ¡Estoy harta! Me voy al sur.
Este clima es muy frío... ¡Estoy harta! Me voy
hacia el sur.
Este clima es muy frío... ¡Estoy harta! Me voy
para el sur.

Sin embargo, no usamos para cuando el destino es concreto, localizado, y el objetivo del enunciado es claro:

Image

¡Eres insoportable! ¡Me voy a casa de mi madre!

Image

¡Eres insoportable! ¡Me voy para casa de mi madre!

Es muy frecuente usar la preposición para indicar que ese punto de destino no se ha alcanzado, y con ese significado es normal su empleo con el pretérito imperfecto de indicativo. Por esa razón no es frecuente su uso con el pretérito perfecto simple también de indicativo, que expresa que la acción se ha completado, lo cual no es común con esta preposición, como hemos visto arriba.

Cuando iba para casa, me encontré con Antonio y fuimos a tomar un café juntos.
Iba
para ingeniero, pero se quedó en electricista. No era muy buen estudiante...

TIEMPO

El uso de la preposición para con enunciados relacionados con el tiempo está asociado con la idea de movimiento hacia un “destino temporal”. Compara los siguientes ejemplos:

A ver, chicos, mañana tenéis que hacer los ejercicios 7 y 9.
los estudiantes no tienen que hacer deberes hoy
A ver, chicos, para mañana tenéis que hacer los ejercicios 7 y 9.
los estudiantes sí tienen que hacer deberes hoy

En general, como sucede con hacia, la preposición para subraya una idea de imprecisión o de lejanía (y con frecuencia se combina con otras palabras de tiempo). Compara nuevamente los ejemplos:

Estará arreglado el jueves. Puede pasar a partir de las 9 de la mañana.
Estará arreglado
para el jueves (o el viernes). Llame antes de venir, por favor.

Image

Observa esa idea de lejanía y cierta inseguridad en los siguientes ejemplos de la prensa, apoyados en estos casos en el verbo prever o el sustantivo estimaciones:

[Se] prevé un alza del PIB del 1,4% para este año y del 2,2% para 2015. Cinco Días, España

[Las acciones repuntaron] un día después de que la firma elevara sus estimaciones de ganancias
para el segundo trimestre y para el año completo. El Financiero, México

Image

Podemos usar también la preposición para con un valor de duración, con significado próximo a durante (aunque en estos casos la preposición se puede omitir). Estudia el ejemplo:

La cantidad de medicamentos solo sirve para unos días o una semana. Última Hora, Paraguay

OTROS USOS

La preposición para tiene otros usos, que, en general, aparecen vinculados igualmente al movimiento, en un sentido figurado.

a) La expresión de la finalidad (en un sentido amplio: destino, utilidad), que es una forma de proyección:

Son unas tijeras especiales: sirven para recortar los bonsáis.
Está ahorrando
para hacer un máster de ingeniería muy caro.
Estudia
para abogado.
Está intentando convencerla
para que venga a la fiesta.

b) Relacionado con el anterior, la expresión del destinatario de una acción:

Una corbata para papá y unas flores para mamá... ¡qué regalos tan originales!

c) Algunas perífrasis relacionadas con el tiempo (para + infinitivo), con un valor de algo que no ha sucedido todavía:

Estaba para salir ahora mismo, ¿te puedo llamar yo luego?


MOVIMIENTO Y DESTINO: LA PREPOSICIÓN contra

Image

El significado de esta preposición es claro. La empleamos para indicar un desplazamiento (real o figurado) de algo o alguien hacia algo o alguien. También para indicar dos desplazamientos en dirección opuesta de cosas o seres que se encuentran (“chocan”). Su significado es el mismo que la preposición versus, de origen antiguo y usada en otros idiomas también.

Seis heridos deja el choque de un automóvil contra un muro en el centro de Santiago. Chilevisión, Chile

Sin un verbo de movimiento o sin esa idea de movimiento, la preposición contra ofrece una idea estática, de localización y las características de esa localización:

El experimento [...] consistió en ubicar a [...] una pareja de humanos o de chimpancés de espaldas, uno contra el otro. Nuestra Tele Noticias, Colombia
Corea del Sur
contra Argelia, ver online en vivo y en directo. Horario y televisión en España y Latinoamérica. Las Provincias, España

La idea de choque, de oposición, es la que predomina cuando se presentan “desplazamientos” figurados:

Así luchará Galicia este verano contra los incendios. ABC, España
La cuestación
contra el cáncer recaudó 59.000 euros en Valladolid. El Norte de Castilla, España

Image

EJERCICIO DOS

Practica las preposiciones que hemos visto. Escribe la más adecuada (si es necesario, con la forma contracta: al o del). Si crees que no es necesaria ninguna, escribe una raya. Piensa también si puedes usar más de una preposición.

Ese programa lo ponen en la tele (1) las nueve o las nueve y cuarto, no estoy segura, pero dura (2) las once y media, eso sin duda, porque (3) esa hora empieza mi serie preferida.

Pensaba que no podría acabar la carrera pero, con muchísimo esfuerzo, consiguió llegar
(4) la línea de meta, y allí se desmayó.

- No, no pude ir (5) la oficina ayer... Lo siento... Me encontraba fatal, y además tenía bastante fiebre: estaba casi (6) treinta y nueve.
- Pues te llamó el jefe (7) casa...
- ¡Ah! ¿De verdad? Solo salí un momentito para ir (8) la farmacia...
- Y también te llamó (9) móvil...
- ¡Oh!, ejem... ¡qué amable!
r Bueno, creo que no... Te vio (10) la hora de entrar al trabajo (11) la puerta de la discoteca Dancing.
- ¿Eh? ¿Y no hay una farmacia (12) lado de esa discoteca?

Image

Me voy solamente (13) unos días, menos de una semana, creo, (14) la casita de la playa, (15) descansar un poco.

Estaré ocupada: no te podré llamar
(16) las doce, (17) esa hora tengo un ratito libre. ¿Te va bien si te llamo (18) esa hora?

(19) el pueblo puedes llegar en tren, pero luego para llegar (20) las playas tienes que ir caminando, siempre (21) el faro... Es muy fácil.

Ya salían
(22) el aeropuerto cuando se dieron cuenta de que su vuelo era (23) día siguiente.

Escribió
(24) todos los periódicos locales protestando (25) la decisión del Ayuntamiento.

PARA APRENDER MÁS...

El número de preposiciones que debes usar es limitado: solo las que expresan movimiento y destino. Y, como puedes observar, la preposición a es la más frecuente...

Cuando existen dos posibles opciones correctas, colocamos en primer lugar la que suena más natural en español peninsular y para el significado concreto del enunciado.

Ese programa lo ponen en la tele a / hacia (1) las nueve o las nueve y cuarto, no estoy segura, pero dura hasta (2) las once y media, eso sin duda, porque a (3) esa hora empieza mi serie preferida.

Pensaba que no podría acabar la carrera pero, con muchísimo esfuerzo, consiguió llegar
hasta / a (4) la línea de meta, y allí se desmayó.

Image

- No, no pude ir a (5) la oficina ayer... Lo siento... Me encontraba fatal, y además tenía bastante fiebre: estaba casi a (6) treinta y nueve.
- Pues te llamó el jefe a (7) casa...
- ¡Ah! ¿De verdad? Solo salí un momentito para ir a (8) la farmacia...
- Y también te llamó al (9) móvil...
- ¡Oh!, ejem... ¡qué amable!
- Bueno, creo que no... Te vio a (10) la hora de entrar al trabajo a / en (11) la puerta de la discoteca Dancing.
- ¿Eh? ¿Y no hay una farmacia al (12) lado de esa discoteca?

Me voy solamente
para / (13) unos días, menos de una semana, creo, a (14) la casita de la playa, para / a (15) descansar un poco.

Estaré ocupada: no te podré llamar
hasta (16) las doce, a (17) esa hora tengo un ratito libre. ¿Te va bien si te llamo hacia / a (18) esa hora?

Hasta el /
Al (19) pueblo puedes llegar en tren, pero luego para llegar a / hasta (20) las playas tienes que ir caminando, siempre hacia (21) el faro... Es muy fácil.

Ya salían
para / hacia (22) el aeropuerto cuando se dieron cuenta de que su vuelo era al (23) día siguiente.

Escribió a (24) todos los periódicos locales protestando
contra / (25) la decisión del Ayuntamiento.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO