La preposición ante propone una perspectiva de espacio frente a una persona. Sin embargo, esta preposición presenta matices en ese significado: ese espacio puede ser físico y real (ayer se presentó ante mí y me dijo cosas muy desagradables / tenía ante él un paisaje maravilloso), pero también puede ser un espacio no real, o incluso abstracto:

Aunque [...] no lo sabíamos, estábamos ante el mejor jugador de la historia del Barcelona. Sus cifras eran espectaculares y todos se rendían ante él. Te Interesa, España

El maltrato infantil [...] es una lacra que afecta a uno de cada cinco menores [...] y sus secuelas son crónicas. Para prevenirlo y aprender a reaccionar
ante él, [se] ha impartido un curso específico en el Colegio de Enfermería. El Correo, España

Image

Como has podido comprobar en los ejemplos, la combinación puede referirse tanto a personas como a conceptos o cosas / objetos (en esos casos en tercera persona).

En el departamento de Andalgalá, se encuentra Aconquija, cuyo nombre significa en lengua aborigen "la luna cerca de la nieve". Y, claro, la gran montaña es un imán [para la luna], por ello sucumbe ante ella las noches despejadas. Los Andes, Argentina


Image

En los casos en que la preposición ante expresa espacio físico solemos usar la forma, más clara, delante de (se colocó delante de mí / delante de ella...). A veces, esta forma (en la lengua hablada, pero también en algunos medios de comunicación), se suele confundir con otra, considerada incorrecta, pero muy frecuente: el posesivo en lugar del pronombre:

Hace un rato delante mío (alrededor de las 10 de la mañana) los gendarmes detuvieron una camioneta que iba con cajas de pollo. El Tribuno, Argentina

Se trata de un rival directo, que ahora mismo está por
delante nuestro, pero si ganamos nos ponemos a tres puntos. Mundo Deportivo, España

Para ideas abstractas o generales, podemos usar ante (preferentemente con el pronombre neutro ello):

La educación es la vacuna contra la violencia y la ignorancia. La gente te amará por lo que sabes y muchos te odiaran por la misma razón. [...] Saquemos, ante ello, esta conclusión: la lectura perjudica seriamente a la ignorancia. El Portal de Texcoco, México

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO