En algunas ocasiones –también lo hemos citado– la aparición del pronombre se (y de los restantes pronombres átonos) no expresa acciones reflexivas o recíprocas sino un cambio de significado: se trata de dos verbos diferentes, con significados también distintos.

Observa la imagen: conoces el significado del verbo
saltar; el verbo saltarse significa omitir… Lee los siguientes ejemplos y observa que los verbos que aparecen con pronombre incorporan una preposición, o suelen hacerlo.

Image

Dirigió su primera película en 1998.

Se dirige al / hacia el aeropuerto.

Image
Image

Estos verbos (y la información sobre las preposiciones que los acompañan) suelen aparecer en los diccionarios. Consulta el tuyo para completar el siguiente ejercicio.


EJERCICIO TRES

Si es necesario, consulta tu diccionario y completa los enunciados siguientes con el verbo más adecuado (con o sin pronombre). En los casos posibles, incluye también la preposición correspondiente. En el espacio que te ofrecemos, escribe una frase con la segunda opción del verbo (la que no has elegido antes).

perder / perderse sonar / sonarse entender / entenderse ocupar / ocuparse
fijar / fijarse volver / volverse acordar / acordarse quedar / quedarse

1. Los equipos celebrar dos días más tarde el partido suspendido por la lluvia.




2. Ramiro la gestión de los ordenadores de esta planta. Si tienes algún problema, llámalo.




3. Cuando llegó no tenía mapa de la ciudad y, claro,
varias veces.




4.
ella nada más verla. Era la chica más guapa de toda la Universidad.




5. Como estaba lloviendo,
en casa toda la tarde.




6. Después de tres estornudos,
con un gran pañuelo, y todos le miraron.




7.
muy bien; tienen los mismos gustos, las mismas opiniones. Nunca discuten.




8. Cuando lo llamé
rápidamente, pero no me vio.

PARA APRENDER MÁS...

Las parejas de verbos son muy similares. Tendrás que usar tu memoria y también practicarlos en nuevas situaciones para poder recordarlos.

1. Los equipos acordaron celebrar dos días más tarde el partido suspendido por la lluvia.
No se acordó de llevar el pasaporte y tuvo usar su carné de identidad.

2. Ramiro
se ocupa de la gestión de los ordenadores de esta planta. Si tienes algún problema, llámalo.
Esos documentos ocupan mucho espacio: convendría digitalizarlos...

3. Cuando llegó no tenía mapa de la ciudad y, claro,
se perdió varias veces.
El equipo local perdió por un gol a cero, en el último minuto del partido.

4.
Se fijó en / Se había fijado en ella nada más verla. Era la chica más guapa de toda la Universidad.
El gobierno fijó el salario medio en 4400 pesos.

5. Como estaba lloviendo,
se quedó / se quedaron en casa toda la tarde.
Esta tarde he quedado con mi ex para arreglar algunos asuntos.

6. Después de tres estornudos,
se sonó con un gran pañuelo, y todos le miraron.
La alarma de humo sonó cuando estaba preparando unas tostadas.

Image

7. Se entienden muy bien; tienen los mismos gustos, las mismas opiniones. Nunca discuten.
No entienden algunas explicaciones de la profesora... Habla muy deprisa.

8. Cuando lo llamé
se volvió rápidamente, pero no me vio.
Después de la discusión con el camarero, no volvieron nunca a aquel restaurante.


Image

Además de los cambios que hemos mencionado, en otros casos (poco frecuentes) la aparición del pronombre no representa un cambio del significado sino del proceso y el momento temporal que indica la acción de algunos verbos, que enfocan en el inicio esa acción. Así, por ejemplo, el verbo dormir expresa la acción en su desarrollo, mientras que dormirse indica el comienzo: La película era muy aburrida y Rosalía se estaba durmiendo, ¡Cuidado con el vaso que se cae!

INDICACIÓN DE LUGAR

Aparte de los cambios indicados (de significado y de indicación del inicio de la acción), existen otros. La aparición del pronombre se (y otros pronombres átonos) junto con algunos verbos que expresan movimiento está relacionada con el espacio (real o ficticio) en el que el hablante sitúa su perspectiva. El valor de los pronombres átonos (incluido el pronombre se) está relacionado con un espacio, que es el del propio hablante o es el que la persona que realiza la acción comparte con el hablante.

IR - VENIR
Image

En efecto, la diferencia entre, por ejemplo, ir e irse es que el segundo verbo subraya la idea de “desde aquí”, es decir, el punto de partida; la misma idea que existe en marchar / marcharse, llevar / llevarse o en algunos verbos similares.

Unos 500 vecinos de la comarca se fueron al extranjero. La Voz de Galicia, España

[El jugador]
se marchó al banquillo en el segundo cuarto [del partido]. La Opinión de Málaga, España

Image

La perspectiva adoptada en el primer ejemplo es “desde la comarca”: es el punto de partida, el lugar “desde aquí”. En el segundo ejemplo, el punto de partida no se menciona, pero se sobreentiende: la cancha, el terreno de juego, es el origen del trayecto hasta “el banquillo”. El concepto es el mismo para espacios no físicos, como puedes comprobar en el siguiente ejemplo:

Desde hace 14 años, Myriam Sepúlveda busca a su hijo Paolo, quien desapareció en una playa de Chile. “Mi vida se fue con mi hijo.” BBC Mundo, Reino Unido

De forma similar, hay algunos verbos que expresan un significado de movimiento hacia el espacio de la persona que habla (venir, traer... son verbos que relacionamos con “aquí”). En estos casos, la aparición del pronombre se y del resto de pronombres átonos es únicamente un refuerzo de la idea de “lugar de destino”, que ya está asociada al verbo.

[El equipo, que jugó como visitante,] jugó mal y se vino con las manos vacías. La Verdad Online, Argentina

También ha sido importante para nuestra tierra la participación de cinco coterráneos en los Juegos Olímpicos de la Juventud [de China], desde donde
se trajeron tres medallas.Los Andes, Argentina

Las ideas de espacio de partida o espacio de llegada no corresponden necesariamente con espacios concretos, sino que lo debemos entender como una perspectiva: pueden ser el lugar donde se halla el hablante, la zona, el barrio, la ciudad, el país..., pero en todos los casos el hablante participa de ese espacio. Como sucede con la mayoría de verbos de movimiento, es habitual expresar el lugar de destino / el punto de partida.

Image

Mi hermano va.

Image

Mi hermano va al gimnasio.

Image

Mi hermano viene.

Image

Mi hermano viene del gimnasio a las 8.

No obstante, en determinados casos, la aparición del pronombre y su indicación de “lugar” hacen que no sea necesario expresar el destino o el punto de partida.

Los vecinos se van el fin de semana y me han pedido que reguemos las plantas.
Marta y Luis
se vinieron a pasar unos días con nosotros... Lo pasamos muy bien, la verdad.

Image

Si observas los ejemplos anteriores, puedes comprobar que la combinación del pronombre se con el verbo ir y otros similares que indican movimiento señala también el inicio de la acción en algunos tiempos verbales.

Mira, ya se va el tren...

Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO