Repasamos a continuación otros usos de la preposición por (que no hemos explicado en la unidad dedicada a las preposiciones), y en determinados momentos compararemos esos usos con los de la preposición para.

Image

Las preposiciones por y para reúnen numerosos usos, por eso te proponemos, cuando sea posible, otras preposiciones o locuciones preposicionales u otra construcción equivalente con un significado similar. Probablemente te puedes sentir más seguro/a con estas “equivalencias”. Te sugerimos hacer lo mismo: “sustituir” estas preposiciones por otras que resulten más claras: eso te ayudará a reconocer su significado.

a) Expresión indirecta de la causa: además de introducir el motivo de una acción o una situación, la preposición por puede sugerir la causa en enunciados como los siguientes:

Si no fuera por el trabajo de mi marido, nosotros viviríamos en el campo
nosotros no vivimos en el campo debido a / a causa del trabajo de mi marido.

Por mí no se preocupe, puedo esperar de pie.
no quiero causarle molestias, puedo esperar de pie

b) La preposición por también aporta el significado de “sustituir”. La información que introduce subraya que alguien hace una acción en lugar de otra persona (en lugar de, en vez de son locuciones que te pueden ayudar a reconocer este significado):

Juana no ha podido venir hoy; yo estoy por ella.
Cariño, ¿puedes contestar al teléfono
por mí? Estoy cocinando y tengo las manos mojadas.

Image

Esta idea de sustitución es la que existe también en enunciados como:

Si el pantalón no le queda bien, lo puede cambiar por una talla más grande.

El [jugador] croata refirió molestias en la rodilla derecha y fue sacado del terreno de juego. Entró
por él Asier Illarramendi. 20 minutos, España

Image

Observa que en algunos casos estos enunciados pueden resultar ambiguos. Observa los ejemplos:

Lo haré por ti.
lo haré en tu lugar

Lo haré por ti.
tú eres la razón de las cosas que hago
(pero no te estoy sustituyendo)

Sin contexto suficiente, también pueden resultar confusos enunciados como:

Está por ella.
en su lugar, porque ella no ha venido

Está por ella.
como expresión del español, “está enamorado de ella”; y también en situaciones formales (en tiendas o servicios), atender a alguien: Acabo con esta clienta y enseguida estoy por / con usted.

c) La preposición por es también la forma habitual de introducir el complemento agente en los enunciados en voz pasiva.

A su llegada la cantante fue entrevistada por varias cadenas de televisión.
Es un plato
preparado por el famoso cocinero Adrián Querrán.


Además, como hemos explicado en la unidad dedicada a las preposiciones, algunos verbos / sustantivos suelen combinarse con determinadas preposiciones como fórmulas fijas del idioma. Así sucede en los casos siguientes.

a) Con la idea básica de simultaneidad, y con un significado similar al de causa, la preposición por puede aparecer con verbos que expresan sentimientos, para indicar el objeto de esos sentimientos. En muchos casos, el significado más próximo es el de la preposición hacia:

Siente un gran amor por los animales: tiene veinte perros en su casa.
Tengo devoción
por las óperas italianas, en especial las de Rossini.
Esa chica es una maleducada. No muestra respeto
por nada ni por nadie...
Está loco
por su novia: la adora.

Image

b) La misma idea de indicar el objeto se mantiene en un verbo como preguntar:

Señor Cánovas, preguntan por usted... Creo que es su abogado.

c) La preposición por puede expresar que algo está pendiente, que se debe realizar en el momento de hablar (de nuevo con la idea de simultaneidad):

Es un piso muy bonito, pero está por reformar.
Manolo, cariño, no te vayas todavía... Están los platos
por fregar y las camas por hacer.

Image
Image

Observa que en los ejemplos anteriores puede funcionar también la preposición para, con diferencias muy pequeñas:

Tengo muchas cosas por hacer.
Tengo muchas cosas
para hacer.

No obstante, las ideas que hemos señalado persisten. En los ejemplos, existen tareas pendientes, pero en el primer caso se subraya la idea de simultaneidad (Estoy agobiada: tengo tanto por hacer); en el segundo caso, se enfatiza la proyección (Tengo muchas cosas para hacer antes del viaje... tengo que hacer una lista).

d) Finalmente, con enunciados relacionados con precios y similares, y en especial con el verbo salir, cuando se expresa un proceso, usamos la preposición por:

Mire, con el IVA le sale por 219 euros, pero si se lleva dos, le podría hacer un descuento y así le saldría por 400 euros, los dos.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO