Image

A)

El uso del imperativo en español se relaciona con la intención del hablante de influir en la conducta de la persona que lo oye. A pesar de su nombre, puede tener muy diversas funciones, no “imperativas”:

- La más conocida, sin duda, es dar órdenes:
Paco, lleva los platos y los cubiertos a la mesa... ¡No ayudas nada en casa!

- Las restantes funciones, muchas y muy frecuentes, siempre tienen como objetivo influir en lo que hacen los demás. Podemos usarlo para dar instrucciones (Instala el programa antivirus y luego reinicia tu PC), para pedir favores (Gabriel, porfa, déjame 10 euros, luego te los devuelvo), para dar consejos (Para evitar el jet lag, intenta adaptar tus horarios a los del lugar de destino), para invitaciones (Este fin de semana vamos a mi casa en la playa, ven con nosotros, hay sitio de sobra), para dar permiso (A ver, Manuel, di lo que piensas tú), o incluso, para captar la atención de alguien (Oye, perdona, ¿sabes si hay por aquí cerca alguna farmacia?).

Image

B)

El imperativo únicamente tiene formas propias para y para vosotros, y solo se puede usar para enunciados afirmativos. Así, cuando conjugamos el imperativo para la formas usted y ustedes, o queremos usarlo en enunciados negativos, empleamos el presente de subjuntivo:

Por favor, señora presidenta, explique qué opina de los últimos datos de inflación.
Gracias por la visita,
vuelvan ustedes mañana si tienen tiempo.
No digas mentiras, Manolito, has sido tú el que ha roto el cristal.
No escribáis con lápiz, por favor. Todo con bolígrafo, ¿de acuerdo?

C)

El imperativo no es la única expresión para influir en la conducta de los demás. Ya hemos visto que podemos usar también el presente de subjuntivo, pero además, también podemos usar el presente de indicativo, el infinitivo o incluso el futuro:

Mañana mismo, sin falta, hablas con él, y le explicas la situación.
Chicos,
a comer todo el mundo, y nos vemos aquí en una hora.
harás lo que yo te digo, ¡y sin protestar!

D)

Como has visto, la aparición del imperativo está relacionada con la presencia de la persona que habla y la persona que escucha. Por esa razón, se combina frecuentemente con pronombres personales, que siempre aparecen detrás del imperativo, como una única palabra, cuando este presenta las formas que hemos mencionado:

Si tienes algo que decir, dilo.
Por favor,
háblame de tú, no me hables de usted.

Image

EJERCICIO UNO

En los siguientes enunciados, descubre los imperativos y relaciona las informaciones que presentan con la intención comunicativa de la persona que habla.

No estoy seguro de si es una buena idea, pero, vale, habla con ella, a ver qué pasa...

a) Dar instrucciones a alguien para hacer algo.

Después de instalar el programa, reinicia el programa y conecta la impresora.

b) Dar una orden.

Por favor, recuérdame el teléfono de Celia. Quiero llamarla pero no tengo aquí mi agenda.

c) Aceptar una situación que no nos gusta mucho.

Prueba la tarta... La he hecho yo.
Creo que me ha salido muy rica.

d) Hacer una sugerencia, dar un consejo.

Vamos, despierta, perezoso, ¡que son casi las diez!
Llevas once horas durmiendo.

e) Pedir algo a alguien.

Bueno, eso que dices es raro, pero busca en la Güikipedia, quizá encuentras algo.

f) Invitar, hacer un ofrecimiento.

PARA APRENDER MÁS...

Hemos insistido en que, a pesar de su nombre, el imperativo a menudo no expresa órdenes. En estas situaciones / contextos concretos tienes ocasión de comprobarlo y ver que solo el ejemplo número 5 es realmente una orden, pero, en este caso (no siempre es así), es muy amable.

No estoy seguro de si es una buena idea, pero, vale, habla con ella, a ver qué pasa...

c) Aceptar una situación que no nos gusta mucho.

Después de instalar el programa, reinicia el programa y conecta la impresora.

a) Dar instrucciones a alguien para hacer algo.

Por favor, recuérdame el teléfono de Celia. Quiero llamarla pero no tengo aquí mi agenda.

e) Pedir algo a alguien (a menudo amablemente).

Prueba la tarta... La he hecho yo.
Creo que me ha salido muy rica.

f) Invitar, hacer un ofrecimiento.

Vamos, despierta, perezoso, ¡que son casi las diez!
Llevas once horas durmiendo.

b) Dar una orden.

Bueno, eso que dices es raro, pero busca en la Güikipedia, quizá encuentras algo.

d) Hacer una sugerencia, dar un consejo.

Image
Image

Antes de estudiar las personas verbales del imperativo, recuerda que en algunos casos pueden ser iguales a otras del presente de indicativo.

Observa los siguientes ejemplos y comprueba que es importante incluir una coma cuando usamos el imperativo:

Ana baila.
es presente de indicativo y Ana, en efecto, baila

Ana
>,< baila.
es imperativo, y es una petición a Ana, que, por el momento, no baila

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO