Con los numerales ordinales no contamos unidades sino que identificamos, con un orden, una (o varias) de esas unidades respecto a otras de las mismas características: en el cuarto piso, la tercera puerta a la derecha. Las formas más usadas son las que van del uno al diez: primero (primer, si aparece antes del sustantivo masculino) / primera, segundo / segunda, tercero (tercer, si precede a un sustantivo masculino), tercera, cuarto / cuarta, quinto / quinta, sexto / sexta, séptimo / séptima, octavo / octava, noveno / novena, décimo / décima.

Image

En todos los casos, los numerales ordinales concuerdan en género con el sustantivo al que acompañan o al que se refieren. No es frecuente, pero es posible, la aparición en plural, y en ese caso también se establece la concordancia.

La representación de cuentacuentos se enmarca dentro de las actividades que la escuela
realiza dentro de las
séptimas jornadas de animación a la lectura. Diario de León, España

Image

A pesar de lo anterior, puedes combinar los numerales ordinales con el artículo neutro, generalmente con cifras muy bajas. Solemos usar esta combinación para indicar que algo es muy importante, y también cuando enumeramos y ordenamos las partes de unas instrucciones.

Lo primero es aprobar el examen; después, ya veremos.

Lo primero y lo más importante es "hacer un seguro al teléfono móvil para poder disfrutar de él sin preocupaciones mayores". [...] Lo segundo que proponen es la compra de carcasas para protegerlos de los golpes que puedan sufrir. Entorno Inteligente, Venezuela.

En la lengua escrita, sin embargo, preferimos en primer lugar, en segundo lugar en vez de lo primero, lo segundo, etc., que suelen aportar un tono más informal, más oral.

ARTÍCULOS

Además de los ordinales citados, el español tiene otros para los restantes números, pero los usamos muy poco y siempre en contextos muy cultos. Preferimos usar los cardinales: Vive en el piso diecisiete, El restaurante está en la planta 44, Era el dieciséis de la cola.

Image

A partir del número diez, estos son los ordinales que se usan en español:

11: undécimo/a, decimoprimer(o)/a, décimo primer(o)/a
12: duodécimo/a, decimosegundo(o)/a, décimo segundo/a

Desde el número trece, los ordinales son regulares:

15: decimoquinto/a, décimo quinto/a

El procedimiento es siempre el mismo, solamente cambian los nombres de las decenas y las centenas:

20 > vigésimo/a; 30 > trigésimo/a; 40 > cuadragésimo/a; 50 > quincuagésimo/a; 60 > sexagésimo/a; 70 > septuagésimo/a; 80 > octogésimo/a; 90 > nonagésimo/a; 100 > centésimo/a.

Image
Image

Los numerales cardinales décima/s, centésima/s y milésima/s (en sus formas femeninas) se asocian con los números diez, cien y mil, pero también, asociados a otros números, indican las partes de una unidad, fracciones de esa unidad:

Casi no tiene fiebre: 37 y unas décimas... No llega a 38. Pronto estará bien...

Ha sido el más rápido, con tan sólo 116
milésimas de ventaja. La Nación, Paraguay

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO