Image

Conoces ya muchos pronombres del español (átonos, tónicos –los que están acompañados con una preposición–, reflexivos...) y también algunas de sus funciones. En esta unidad vamos a tratar los pronombres átonos de objeto directo y de objeto indirecto. (Sobre estos conceptos –objeto directo y objeto indirecto–, repasa las explicaciones del apartado 2 y el apartado 5 de esta unidad.)

Debes recordar que los pronombres personales están relacionados con las personas que participan en la conversación, que van cambiando las formas de primera (
me / nos) y segunda persona (te / os) en relación con las informaciones que decimos sobre los participantes. Cuando usamos el tratamiento de usted, empleamos los pronombres (y las formas verbales) de la tercera persona con el mismo valor que los pronombres de segunda persona.

Hablamos esta tarde, ¿me (OBJETO DIRECTO) llamas tú o te (OBJETO DIRECTO) llamo yo?
Nos (OBJETO DIRECTO) vemos esta tarde, os (OBJETO DIRECTO) aviso antes de ir, ¿vale?

Señora López, la cita con el doctor es el día 22.
La (OBJETO DIRECTO) llamaremos por si hay cambios de última hora, pero si quiere, nos (OBJETO DIRECTO) llama usted.

Me (OBJETO INDIRECTO) han dicho que te (OBJETO INDIRECTO) has comprado un coche.
Nos (OBJETO INDIRECTO) han dicho que os (OBJETO INDIRECTO) habéis comprado un coche.

Image
Image
Image

La “presencia” de los interlocutores (yo – / usted) explica por qué estos pronombres no cambian de género, pues se entienden en la conversación: los hablantes “se ven”. Conocemos la referencia de los pronombres de primera y segunda persona por esa relación: la referencia es siempre a una persona, y a una persona presente.

Cuando se refieren a cosas o personas que no participan en la conversación o que están ausentes, usamos los pronombres de tercera persona: lo, la, los, las y lo neutro, para los de objeto directo, y le / les, para los de objeto indirecto. En este caso existe variación de género precisamente porque las personas no están presentes, no “se ven”. Y en esas situaciones:

a) Los sustantivos (personas o cosas) a que nos referimos tienen que ser conocidos o aparecer antes del pronombre, o en algún caso poco frecuente (como veremos), aparecer después. Si no es así, el enunciado no se entiende:

Image
Image

Nunca los he probado.

Image

No sé si me gustan los boquerones en vinagre. Nunca los he probado.

Image

Les hemos regalado un viaje.

Image

Es el aniversario de boda de mis padres. Les hemos regalado un viaje.

b) Estos pronombres de tercera persona mantienen concordancia de género y número (en el caso de los pronombres de objeto directo) y solamente de número (en el caso de los pronombres de objeto indirecto).

c) Cuando la referencia es a un verbo o un enunciado completo (no a un sustantivo) usamos la forma neutra del pronombre: lo.

En esta unidad revisamos y ampliamos todos estos contenidos.


EJERCICIO UNO

Sergio le ha dejado el piso de Barcelona a su sobrino Emilio, que va a venir a pasar unos días, y le escribe algunas instrucciones... Repasa tus conocimientos sobre los pronombres átonos y completa el texto con los que faltan.

Bueno, Emilio, para empezar, el asunto de las llaves, que si no, no puedes entrar: las (0) tienen las vecinas del quinto, dos señoras rusas, de San Petersburgo. (1) llaman Eka y Natalia. En el barrio dicen que son un poco raras, y sí, seguramente (2) son, pero todas las personas mayores son un poco raras, ¿no? Yo creo que son muy amables, siempre que he necesitado ayuda, (3) han ayudado. (4) han dicho que (5) puedes llamar para lo que necesites.

Image

En casa, cuidado con los interruptores de la luz: algunos (6) han instalado a una altura muy baja, y al principio no (7) ves. Y también mucho cuidado con la vecina de enfrente, que es muy cotilla y muy pesada. Seguro que cuando (8) conozcas vas a pensar que no (9) parece, una mujer tan elegante y moderna... Pero (10) es, se mete en todo. Lo mejor es no hablar con ella ¡ni mirar (11)!, que después no te (12) sacas de encima. Si vienes con alguna chica o haces alguna fiesta, me (13) va a decir, seguro. Y eso es todo, si tienes alguna duda, me mandas un SMS. Las llaves, (14) dejas dentro del piso. ¿ (15) acordarás? Yo tengo otras.

Besos, Sergio.

PARA APRENDER MÁS...

El ejercicio es un repaso, sobre todo, de las formas de tercera persona del pronombre de objeto directo. Para resolver el ejercicio correctamente solo debes fijarte en la concordancia... Fíjate especialmente cuándo esa concordancia se hace con toda la información anterior (agrupada) y se usa el pronombre neutro lo, y cuándo está relacionada con verbos que también exigen ese mismo pronombre, como ser, estar o parecer. En el ejercicio 15, la única opción posible es el pronombre te, aunque podrías usar lo si el verbo es recordarás.

ACORDARSE - RECORDAR

Bueno, Emilio, para empezar, el asunto de las llaves, que si no, no puedes entrar: las (0) tienen las vecinas del quinto, dos señoras rusas, de San Petersburgo. Se (1) llaman Eka y Natalia. En el barrio dicen que son un poco raras, y sí, seguramente lo (2) son, pero todas las personas mayores son un poco raras, ¿no? Yo creo que son muy amables, siempre que he necesitado ayuda, me (3) han ayudado. Me (4) han dicho que las (5) puedes llamar para lo que necesites.

En casa, cuidado con los interruptores de la luz: algunos
los (6) han instalado a una altura muy baja, y al principio no los (7) ves. Y también mucho cuidado con la vecina de enfrente, que es muy cotilla y muy pesada. Seguro que cuando la (8) conozcas vas a pensar que no lo (9) parece, una mujer tan elegante y moderna... Pero lo (10) es, se mete en todo. Lo mejor es no hablar con ella ¡ni mirarla (11)!, que después no te la (12) sacas de encima. Si vienes con alguna chica o haces alguna fiesta, me lo (13) va a decir, seguro. Y eso es todo, si tienes alguna duda, me mandas un SMS. Las llaves, las (14) dejas dentro del piso. ¿Te (15) acordarás? Yo tengo otras.

Besos, Sergio.

Image

Image

Como has visto en los ejercicios, la secuencia más habitual es que los pronombres átonos retoman una información que ha aparecido con anterioridad, generalmente un sustantivo, pero también un adjetivo (son raras > lo son) o una información más extensa (me lo va a decir), y la presentan en un enunciado posterior. Explicamos más adelante los casos en que eso no sucede así.

Image
Image

EJERCICIO DOS

Escribe los pronombres que faltan. Tienes que elegir dónde: antes o después del verbo. Si el pronombre puede ir antes o después, escríbelo en los dos espacios.

Las navidades en España son fiestas muy familiares. Las personas (1) pasan (1) en familia normalmente, aunque hay quien aprovecha para viajar, sobre todo los que no tienen otro momento para (2) hacer (2). Seguramente, el momento más importante es la cena de Nochebuena, el 24 de diciembre. La tradición es dar los regalos el día de Reyes, el 6 de enero, pero cada día hay más familias que (3) entregan (3) en Nochebuena, y así los niños, sobre todo, (4) pueden disfrutar (4) durante las vacaciones escolares.

Image

Antes, la Nochevieja, el 31 de diciembre. La gente (5) pasa (5) con la familia, y sobre la una de la madrugada, después de las uvas, se va a alguna fiesta. Esto (6) convierte (6) en una noche más divertida y no tan familiar como la Nochebuena, y por tanto, todo el mundo se acuesta muy tarde y empezamos el año durmiendo: es un poco difícil (7) evitar (7).

PARA APRENDER MÁS...

Como el anterior, de nuevo un ejercicio básico con las formas de tercera persona para repasar la concordancia, aunque ahora debes decidir si el pronombre va antes del verbo (como ocurre en la mayoría de los verbos “normales” o el imperativo negativo) o si va después (como ocurre con infinitivos o gerundios). El ejercicio 4, una combinación verbal, admite las dos colocaciones: antes o después del verbo. Si algunos de estos contenidos no están aún del todo claros, no te preocupes porque en esta unidad repasaremos todo esto.

Las navidades en España son fiestas muy familiares. Las personas las (1) pasan (1) en familia normalmente, aunque hay quien aprovecha para viajar, sobre todo los que no tienen otro momento para (2) hacerlo (2). Seguramente, el momento más importante es la cena de Nochebuena, el 24 de diciembre. La tradición es dar los regalos el día de Reyes, el 6 de enero, pero cada día hay más familias que los (3) entregan (3) en Nochebuena, y así los niños, sobre todo, los (4) pueden disfrutarlos (4) durante las vacaciones.

Antes, la Nochevieja, el 31 de diciembre. La gente
la (5) pasa (5) con la familia, y sobre la una de la madrugada, después de las uvas, se va a alguna fiesta. Esto la (6) convierte (6) en una noche más divertida y no tan familiar como la Nochebuena, y por tanto, todo el mundo se acuesta muy tarde y empezamos el año durmiendo: es un poco difícil (7) evitarlo (7).

Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO