Image

El pretérito perfecto simple o pretérito indefinido es un tiempo con el que expresamos acciones que queremos presentar como acabadas y alejadas del momento de hablar. Con frecuencia se acompaña de palabras (adverbios, locuciones, expresiones...) que indican tiempo. Son estas palabras las que sitúan la acción en el tiempo (y la información que ofrecen estas palabras resulta casi siempre muy clara: su significado te puede ayudar más que los verbos):

El año pasado estuve en Lima de vacaciones.
Ayer cené en un restaurante libanés delicioso.
Este verano trabajé en un restaurante de la costa.

Image

Sin esas palabras, el hablante muestra que no tiene interés en explicar cuándo, el tiempo de la acción, o bien que esa información de tiempo se sobreentiende, ya se conoce:

Vivieron una temporada en Londres.
Lo que implica que
conocen más o menos bien la ciudad

Conocí a mi marido en la Universidad.
Quizá el interlocutor sabe cuándo, en qué año, pero no dónde (hasta este momento)

Conocí a mi marido en un crucero por el mar Báltico.
No importa cuándo, solo dónde

Sara y Andrés tuvieron cuatro hijos.
No sabemos la edad de los hijos, porque desconocemos cuándo tuvieron sus hijos


EJERCICIO UNO

Para conocer una parte de la biografía de un personaje muy especial, repasa la conjugación del pretérito perfecto simple, tanto de los verbos regulares, como algunos de los irregulares que ya conoces. Fíjate especialmente en las palabras de tiempo que acompañan a las formas de pretérito perfecto simple en el texto.

Victor Lustig nació en 1890 en lo que hoy es la República Checa. De pequeño (1) ESTUDIAR idiomas, pero también estudió a las personas: sus hábitos, sus formas de ser y, sobre todo, sus debilidades, por lo que (2) DECIDIR hacer algo en ese campo. A los veinte años le acusaron de estafador y a los treinta (3) ELIGE UN VERBO ADECUADO que huir a los Estados Unidos, donde conoció al famoso gánster Al Capone.

Lustig (4) HACERSE famoso por un hecho increíble: vender la Torre Eiffel, el monumento más famoso de Francia... ¡dos veces! En 1925 Lustig (5) VIAJAR a París con su amigo Dapper Dan. Los dos (6) ENTERARSE por el periódico de los problemas de la Torre Eiffel y la necesidad de una reparación importante. Algunos diarios incluso (7) HABLAR de la conveniencia de tirar abajo aquella estructura de hierro de 330 metros de altura. Casi de inmediato Lustig ideó un plan: vender el más famoso icono de París a un chatarrero. Se hizo pasar por el Director General Adjunto del Ministerio de Correos y Telégrafos, y Dapper Dan por su secretario.

Image

Los dos socios (8) ELIGE UN VERBO ADECUADO cartas con el título de Lustig impreso y las (9) ENVIAR a los cinco principales comerciantes de chatarra de París. Los (10) LLAMAR a una reunión en su habitación del prestigioso Hotel Crillon. A los compradores les habló del elevado precio de la reparación de la Torre Eiffel y de la decisión del gobierno francés de vender las 7.000 toneladas de acero de la torre. También les (11) ROGAR mantener en secreto el encuentro para evitar las protestas de la gente. Lustig habló con cada posible cliente y (12) SELECCIONAR el más probable para caer en la estafa.

Una semana más tarde la víctima elegida, el señor Poisson,
(13) PRESENTARSE en el Hotel Crillon. Lustig y su socio le (14) DAR un contrato falso como nuevo propietario de la Torre Eiffel a cambio de un cheque (auténtico) a Lustig. Este y Dapper Dan (15) COBRAR sus ganancias y escaparon a Austria.

Image

Lustig nunca (16) DECIR cuánto dinero le (17) PAGAR Poisson por la principal atracción turística de Francia. (18) DESCANSAR en Viena, donde (19) MIRAR regularmente los periódicos para comprobar una posible denuncia a la policía, pero Poisson no lo (20) HACER, nunca (21) IR a la policía para no pasar vergüenza por lo sucedido. Después de un mes de vacaciones, Lustig y Dapper Dan decidieron hacerlo de nuevo. Esta vez (22) UTILIZAR las mismas técnicas pero (23) TENER resultados distintos. El chatarrero al que estafaron (24) INFORMAR a la policía sobre la estafa de 100.000 dólares y Lustig no logró cobrar el cheque. Otra vez más, Lustig (25) ESCAPAR a América.

Nieves Concostrina:
Menudas historias, España (CADENA SER: AUDIO RADIOFÓNICO ADAPTADO)

PARA APRENDER MÁS...

Repasa la conjugación regular e irregular del pretérito perfecto simple... Sobre todo las formas irregulares. Imagina otras personas verbales para recordar mejor la conjugación. Observa que, en el texto, las palabras de tiempo (y la lógica) son las que hacen avanzar el relato. Hemos señala esas palabras con letra cursiva.

Victor Lustig nació en 1890 en lo que hoy es la República Checa. De pequeño estudió (1) ESTUDIAR idiomas, pero también estudió a las personas: sus hábitos, sus formas de ser y, sobre todo, sus debilidades, por lo que decidió (2) DECIDIR hacer algo en ese campo. A los veinte años le acusaron de estafador y a los treinta tuvo (3) ELIGE UN VERBO ADECUADO que huir a los Estados Unidos, donde conoció al famoso gánster Al Capone.

Lustig
se hizo (4) HACERSE famoso por un hecho increíble: vender la Torre Eiffel, el monumento más famoso de Francia... ¡dos veces! En 1925 Lustig viajó (5) VIAJAR a París con su amigo Dapper Dan. Los dos se enteraron (6) ENTERARSE por el periódico de los problemas de la Torre Eiffel y la necesidad de una reparación importante. Algunos diarios incluso hablaron (7) HABLAR de la conveniencia de tirar abajo aquella estructura de hierro de 330 metros de altura. Casi de inmediato Lustig ideó un plan: vender el más famoso icono de París a un chatarrero. Se hizo pasar por el Director General Adjunto del Ministerio de Correos y Telégrafos, y Dapper Dan por su secretario.

Los dos socios
escribieron (8) ELIGE UN VERBO ADECUADO cartas con el título de Lustig impreso y las enviaron (9) ENVIAR a los cinco principales comerciantes de chatarra de París. Los llamaron (10) LLAMAR a una reunión en su habitación del prestigioso Hotel Crillon. A los compradores les habló del elevado precio de la reparación de la Torre Eiffel y de la decisión del gobierno francés de vender las 7.000 toneladas de acero de la torre. También les rogaron (11) ROGAR mantener en secreto el encuentro para evitar las protestas de la gente. Lustig habló con cada posible cliente y seleccionó (12) SELECCIONAR el más probable para caer en la estafa.

Una semana más tarde la víctima elegida, el señor Poisson, se presentó (13) PRESENTARSE en el Hotel Crillon. Lustig y su socio le dieron (14) DAR un contrato falso como nuevo propietario de la Torre Eiffel a cambio de un cheque (auténtico) a Lustig. Este y Dapper Dan cobraron (15) COBRAR sus ganancias y escaparon a Austria.

Lustig nunca
dijo (16) DECIR cuánto dinero le pagó (17) PAGAR Poisson por la principal atracción turística de Francia. Descansó / Descansaron (18) DESCANSAR en Viena, donde miró / miraron (19) MIRAR regularmente los periódicos para comprobar una posible denuncia a la policía, pero Poisson no lo hizo (20) HACER, nunca fue (21) IR a la policía para no pasar vergüenza por lo sucedido. Después de un mes de vacaciones, Lustig y Dapper Dan decidieron hacerlo de nuevo. Esta vez utilizaron (22) UTILIZAR las mismas técnicas pero tuvieron (23) TENER resultados distintos. El chatarrero al que estafaron informó (24) INFORMAR a la policía sobre la estafa de 100.000 dólares y Lustig no logró cobrar el cheque. Otra vez más, Lustig escapó (25) ESCAPAR a América.

Nieves Concostrina:
Menudas historias, España (CADENA SER: AUDIO RADIOFÓNICO ADAPTADO)

Image
© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO