Image

Revisa los contenidos de la unidad dedicada a los interrogativos: te ayudarán en esta. Con el término exclamativos, el título de esta unidad, recogemos las formas que el español tiene para expresar de forma evidente los sentimientos, y para que otras personas reconozcan esa expresión de sentimientos.

La mayoría de los procedimientos que describimos corresponden a la lengua oral... La lengua escrita tiene medios muy limitados, que generalmente se reducen al empleo de los signos de admiración (¡!), al principio y al final del enunciado. Los principales procedimientos son:

a) Los ruidos, sonidos (que en español pueden ser distintos a los de otros idiomas), es decir, no se trata de palabras. Con ellos expresamos dolor, asco, indignación, sorpresa, miedo..., y se suelen acompañar de gestos de la cara y el cuerpo.

b) Una entonación marcada y reconocible, diferente de la que usamos en enunciados “normales”, es decir, enunciados (incluso palabras) que sin esa entonación no expresan sentimientos de forma clara...

Es viernes... 22 de octubre... / ¡Es viernes! ¡Fin de semana! ¡Increíble!

c) Las combinaciones de qué (con acento gráfico, aunque no es un interrogativo) con sustantivos (¡qué asco!, qué piso tiene!), con adverbios (¡qué mal!) o con adjetivos (¡qué pequeño!). Todos ellos con un significado parecido al de los superlativos: mucho asco; un piso muy grande, muy bonito, muy sucio...; muy mal; muy pequeño. Este procedimiento puede aparecer acompañado de “ruidos” ¡puaj, qué asco!; ¡brrr, qué frío!; ¡aaaah, qué sueño! y, claro, diversas expresiones de la cara o de las manos.

Image

d) Palabras o expresiones de intensificación, que habitualmente no expresan su significado real, sino que son solo de palabras que subrayan la actitud del hablante: indignación, sorpresa, enojo, etc. Estas palabras pueden aparecer solas, o combinadas con los procedimientos anteriores. Entre otras, forman parte de este grupo las palabrotas o las palabras malsonantes (relacionadas comúnmente con la religión o el sexo), pero que son, como hemos dicho, expresiones de énfasis: no se expresa ni se interpreta su significado “real”. Casi todas estas palabras están recogidas en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, y en la mayoría de casos el diccionario recoge su significado y también los valores que expresan como énfasis. También en este grupo, un número muy amplio de comparaciones y metáforas con una función similar (Estoy ¡hasta las narices!, ¡Estás (loco/a) como una cabra!, etc.).

e) Algunas formas de preguntas (sobre todo las que muestran sorpresa o incredulidad) se reconocen como expresión de exclamación:

- He encontrado trabajo en Hollywood...
- ¿Qué dices? ¿De verdad? / ¿En serio?

En este caso, la persona que escucha no está preguntando realmente ni pide la repetición del enunciado, sino que muestra su sorpresa / admiración.

© 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO