Como ya sabes, la relación del pretérito imperfecto con la indicación del tiempo no suele ser exacta; suele ser imprecisa, difusa: a menudo las palabras que expresan tiempo son generales, sin detalle (hace tiempo, cuando era joven...), o incluso puede aparecer sin esas palabras.

Cuando se combina con otros verbos, el pretérito imperfecto suele:

a) Expresar una acción simultánea a otra (esta otra con frecuencia expresada por el pretérito perfecto simple o el pretérito perfecto compuesto). En estos casos, es habitual la aparición de palabras de tiempo que indican esa simultaneidad:

Conocimos a Lara cuando estábamos en la universidad.
Mientras esperaba he hecho seis crucigramas.

b) Con una idea similar a la de simultaneidad, combinamos el pretérito imperfecto y el pretérito perfecto simple o el compuesto cuando la acción expresada con el pretérito imperfecto queda “interrumpida” por la acción expresada por el nuevo verbo.

Me quedé sin batería en el móvil cuando / mientras hablaba con Julia.
Cuando / Mientras hablaba con Julia, el móvil se ha quedado sin batería.

Image
Image

Observa que en estos casos de simultaneidad, la acción presentada con el imperfecto es el marco, el espacio extenso en el que se sitúa otra acción. Estudia el siguiente ejemplo, que es similar a los que hemos presentado:

Cuando vivía en Tokio, tuve una novia japonesa, Akiko.

Image

Compara ese ejemplo con este otro:

Cuando viví en Tokio, tuve una novia japonesa, Akiko.

Image

Sin indicación del tiempo concreto, este enunciado señala que esta persona tuvo una novia japonesa durante todo el tiempo que vivió en Tokio. En el primer ejemplo anterior, en cambio, la persona que habla afirma que la relación fue durante un periodo de tiempo, una parte, de la estancia en Japón.

En relación con lo anterior, en ocasiones consideramos que la acción que presentamos en pretérito imperfecto se muestra con “menos importancia” que la que presentamos en pretérito perfecto simple.

Image

Cuando salía de casa, empezó a llover.

Image

Cuando salí de casa, empezaba a llover.

Obviamente, también podemos elegir dos tiempos iguales: Cuando salí de casa, empezó a llover y, con un tono muy descriptivo, como vamos a ver a continuación, dos formas en pretérito imperfecto, Cuando salía de casa empezaba a llover. Todos estos ejemplos son correctos; la diferencia se encuentra en cómo presentamos esas acciones.

c) Cuando describimos acciones o situaciones, la elección entre el pretérito imperfecto y, especialmente, el pretérito perfecto simple, también tiene relación con el modo de presentar esas acciones y situaciones. El pretérito perfecto simple, como ya sabes, muestra distancia con las situaciones. El pretérito imperfecto, en cambio, nos sitúa dentro de la acción, la vemos como una acción más viva y dinámica. Compara los ejemplos:

Image
Image

¿La fiesta? ¡Estupenda! La gente bailó, cantó, se rio, explicó chistes... Todo súper bien.

Image
Image

¿La fiesta? ¡Estupenda! La gente bailaba, cantaba, se reía, explicaba chistes... Todo súper bien.

Image

Aunque con frecuencia tú debes elegir los tiempos verbales para expresar las informaciones que deseas, recuerda que si debes responder una pregunta, lo más habitual es contestarla con el mismo tiempo verbal que usa la persona que pregunta, o tomando como referencia ese tiempo verbal.

- Qué has comido?
-
La verdad es que he comido muy poco, solo un bocadillo.

-
¿Adónde ibas ayer por la tarde tan deprisa?
-
Ah, iba a comprar tinta para la impresora y la tienda cerraba a las 7.

-
¿Aprobaste el curso?
-
Claro que aprobé, y saqué buena nota.


EJERCICIO UNO

Completa los enunciados siguientes con los verbos que te proponemos en los tiempos adecuados (en ocasiones esos verbos no están en el orden que debes utilizarlos). Si puedes usar más de un tiempo verbal, escríbelos todos. En las soluciones te ofrecemos algunas opciones y explicaciones.

explicar dormir

Mientras me su historia, larga y aburrida, me .

explicar acostar

Mientras me , me su problema.

enamorarse salir conocer

Cuando con María, a Marina y me locamente...

llover llover llover

- ¡Caramba! Mira la calle: ...
- No, no . anoche, pero la calle todavía está mojada.

acabar acabar

- Eh, ¿qué pasa?, ¿Se la película ya?
- Ricardo... ¡la peli se hace media hora...! ¡Cuando miras el fútbol en la tele nunca te duermes!

Image

llamarse comprar tener cumplir tener ser jugar tener tener ser haber

- Yo un perro cuando yo pequeño. Truska y siempre conmigo. Me lo mi padre cuando , no sé, seis o siete años. No, ahora me acuerdo: el día en que seis años.
- Yo nunca ningún perro porque en mi casa no sitio, solo tres habitaciones y cuatro
hermanos...

oír llamar estar

No, lo siento, no en casa cuando . Ahora mismo tu mensaje en el contestador automático y te devuelvo la llamada.

PARA APRENDER MÁS...

Combinar los tiempos verbales es un asunto complejo, en español y en otros idiomas. Este ejercicio es solo una primera aproximación a cosas que vas a aprender más adelante. No debes preocuparte si aún te resulta difícil. Lee los comentarios que incluimos debajo de cada enunciado para entender las razones de esos usos. Cuando existe más de una opción, situamos en primer lugar la que parece más lógica / natural, pero todas las que incluimos son correctas.

Mientras me explicaba su historia, larga y aburrida, me dormí.
En este ejercicio y en el siguiente queremos mostrar el valor del pretérito imperfecto para situar el marco, el escenario donde sucede la acción (en pretérito perfecto simple). Observa que el foco cambia entre los dos enunciados en función del tiempo utilizado, como explicamos a continuación.

Mientras me acostaba, me explicó su problema.
A diferencia del anterior, donde la importancia de la acción es
dormir, ahora la importancia se centra en explicar.
Lógicamente en este ejemplo y en el anterior, podemos cambiar los tiempos verbales:
Mientras me explicó su historia me dormía (pero no se durmió, o no completamente) / Mientras me acosté, me explicaba su problema. Más adelante, veremos que es posible, en ambos enunciados, usar tiempos iguales: todos en pretérito imperfecto o todos en pretérito perfecto simple, y eso provoca cambios en el significado de los enunciados.

Cuando
salía con María, conocí a Marina y me enamoré locamente...
Este ejemplo es claro: el verbo en pretérito imperfecto (salía) expresa un proceso, una duración; los dos verbos en pretérito perfecto simple en cambio señalan un momento de ese proceso anterior.

- ¡Caramba! Mira la calle: ha llovido...
- No, no ha llovido. Llovió anoche, pero la calle todavía está mojada.
Para la primera persona la acción se sitúa en un momento próximo al acto de hablar. La segunda persona, en cambio, tiene información del momento del suceso, y lo sitúa en pretérito perfecto simple con una palabra que expresa tiempo: anoche.

-Eh, ¿qué pasa?, ¿Se ha acabado la película ya?
- Ricardo... ¡la peli acabó / ha acabado hace media hora...! ¡Cuando miras el fútbol en la tele nunca te duermes!
El ejemplo es, en parte, similar al anterior. La persona que se despierta no tiene noción del tiempo. La segunda persona, sí (hace media hora). Observa, sin embargo, que existe una diferencia importante: media hora es, en principio, “poco tiempo”, es un tiempo “actual”, pero la segunda persona tiene necesidad de “alejar” esa acción, por eso usa el pretérito perfecto simple (aunque, como hemos apuntado, puede usar también el pretérito perfecto compuesto).

- Yo
tenía / tuve un perro cuando yo era pequeño. Se llamaba Truska y siempre jugaba conmigo. Me lo compró mi padre cuando tenía, no sé, seis o siete años. No, ahora me acuerdo: el día en que cumplí seis años.
- Yo nunca he tenido / tuve ningún perro porque en mi casa no había sitio, solo teníamos tres habitaciones y éramos cuatro hermanos...
La descripción del perro y el piso (sin acción) es uno de los usos que ya conoces del pretérito imperfecto. Los usos del pretérito perfecto simple corresponden a acciones. Observa especialmente la referencia a la edad: usamos tenía para esa situación que se extiende en el tiempo, pero usamos cumplí para una acción momentánea, concreta.

Image

No, lo siento, no estaba en casa cuando llamaste / has llamado. Ahora mismo he oído tu mensaje en el contestador automático y te devuelvo la llamada.
Un enunciado en el que podemos situar los tres tiempos de pasado que conoces. La persona que habla y la persona que escucha saben el momento que expresa cuando: el pretérito imperfecto expresa una simultaneidad a ese momento. El pretérito perfecto compuesto expresa el tiempo actual, y se refuerza con ahora mismo.

© 2020 - 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO