Image

Repasa algunos de los ejemplos que han aparecido esta unidad. En muchas ocasiones, podemos usar signos de puntuación para sustituir a algunas conjunciones. En la lengua oral, esos signos de puntuación se expresan con una pausa o una entonación diferente (y a veces resulta más seca, distante, que la entonación con conjunciones).

Debes fijarte en la relación lógica que existe entre las informaciones que aparecen juntas.

Observa los siguientes ejemplos:

¿Qué te apetece? ¿Café, té?
Llegas a la plaza, giras a la izquierda, sigue recto hasta el final de la calle.
Me llamo Yuko. Soy japonesa.
No me encuentro bien... Voy a ir a la oficina porque hay mucho trabajo.

Algunas combinaciones que son posibles con conjunciones se pueden formular también con preposiciones.

Aunque parece lógico decir un enunciado como:

Suelo desayunar tostadas y mantequilla...

lo normal es decir:

Suelo desayunar tostadas con mantequilla...

porque entendemos esos alimentos (y también otras cosas) como un único objeto.

Image

Image

Existen expresiones o fórmulas fijas del español en las que aparecen conjunciones: su uso en esos casos a veces no se corresponde con las explicaciones que hemos presentado en esta unidad. Como hemos apuntado, uno de los usos más frecuentes es el de la conjunción o para expresar que una cantidad es aproximada: más o menos, Eva tiene unos veinte o veintidós años (no se trata de una exclusión, porque puede tener veintiún años). También, en la lengua oral es muy frecuente el uso de la conjunción pero (en posición inicial) como comienzo de una conversación o reacción ante una situación inesperada:

¡Pero si eres Marta…! No te he conocido al principio... ¡Pero qué alegría más grande verte!

© 2020 - 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO