GENERALIDADES

En español el verbo gustar (y otros del mismo tipo) no funciona igual que en otros idiomas.

Image
Image

Me gusta el rock.

Me gusta el chocolate.

Con este tipo de verbos, la persona no “hace” la acción: la “cosa” (el rock o el chocolate) provoca la reacción en la persona. Y así, la “cosa” es el sujeto de ese verbo, aunque realmente no hace ninguna acción.

FORMAS

Como es lógico, estas “cosas” pueden provocar reacciones en otras personas. Para ello empleamos los pronombres átonos siguientes. Observa que el verbo no cambia aunque sí cambia la persona.

a mí
a ti
a él / ella / usted
a nosotros / a nosotras
a vosotros / a vosotras
a ellos / a ellas / a ustedes

me
te
le
nos
os
les

gusta
gusta
gusta
gusta
gusta
gusta

el rock
el chocolate
el café
el fútbol
Ibiza
el jazz

Como has visto, el verbo gustar no cambia si se refiere a una persona o a más de una. Sin embargo, sí cambia cuando se trata de “cosas” (una o más de una que causa la "reacción"). Observa la concordancia en las fotografías.

Image
Image
Image

Me gustan los tacos.

¿Te gustan las empanadas?

Le gustan las fiestas.

Image

Recuerda que existen verbos que se combinan con la serie de pronombres me, te, se, nos, os, se (que conoces como formas reflexivas). Ahora, en cambio, el pronombre para la tercera persona del singular y la del plural no es el pronombre se: usamos los pronombres le o les. Compara los siguientes ejemplos:

Le gusta el jazz. / Les gusta la salsa.

Mi padre
se afeita todas las mañanas. / Los niños se duchan por la mañana.

PRONOMBRES ÁTONOS DE OBJETO INDIRECTO

a mí
a ti
a él / ella / usted
a nosotros / a nosotras
a vosotros / a vosotras
a ellos / a ellas / a ustedes

me
te
le
nos
os
les

gustan
gusta
n
gusta
n
gusta
n
gusta
n
gusta
n

los domingos
lo
s helados
la
s fresas
la
s fiestas
lo
s tacos
lo
s deportes

Con el verbo gustar (y otros similares) mantenemos la concordancia únicamente en singular o en plural: solo usamos estas dos formas, gusta o gustan. Lo mismo sucede con otros tiempos verbales: pronombre + ha gustado / han gustado; gustaba / gustaban; gustó / gustaron; va a gustar / van a gustar.

No me está gustando nada la película… ¿Nos vamos?
Hace poco que he empezado el libro, pero
me están gustando mucho las descripciones de los personajes.

Image
Image

Atención: hay algunas excepciones, que no tratamos en en este nivel, pero una de ellas es cuando la “reacción” la causa la(s) persona(s) con la(s) que estamos hablando. En esos casos usamos la segunda persona del verbo:

María, me gustas mucho... ¿Quieres casarte conmigo?


Image

Además de los pronombres me, te, le, nos, os, les, que hemos citado, es muy frecuente añadir además las formas de pronombres tónicos a mí, a ti, a él / a ella, a usted, a nosotros / a nosotras, a vosotros / a vosotras, a ellos / a ellas (o bien otras formas de designar a las personas: a Julia le gustan las manzanas; a los clientes les gusta la tarta de manzana...).

Las personas que participan en la conversación mantienen siempre las formas
a mí, a ti, a nosotros/as, a vosotros/as: A mis hermanos (a ellos) y a mí nos gustan los jugos naturales.

La aparición de estos pronombres guarda relación con la necesidad de
distinguir unas personas de otras, con la intensificación de la información que se ofrece y dejar abierta la posibilidad a la persona que escucha de expresar que sus gustos son diferentes (o no).

A mí me gusta el rock y a mi novia le gusta el flamenco, pero no discutimos nunca.

Cuando estoy a dieta lo paso mal porque
a mí me gusta comer. Periodista Digital, España

Son un poquito caros, pero
a mí estos pantalones me gustan...

Image
PRONOMBRES TÓNICOS

FUNCIONAMIENTO

Además de las consideraciones que hemos explicado sobre singular y plural y sobre la combinación con los pronombres, debes tener en cuenta que la “cosa”, es decir, el sujeto, siempre está acompañado de un artículo, un demostrativo, un posesivo o un cuantificador:

Image

Me gusta tenis.

Image

Me gusta el tenis.

Image

Me gustan deportes.

Image

Me gustan varios / algunos deportes.

ARTÍCULOS
CUANTIFICADORES
DEMOSTRATIVOS
Image
Image
Image

La “cosa”, el sujeto del verbo gustar (y también de algunos verbos similares), puede ser un infinitivo, y este infinitivo puede recibir complementos verbales:

Le gusta la lectura.
Le gusta
leer.
Le gusta
leer novelas de misterio durante las vacaciones.
Le gusta leerlas.

En estos casos, el verbo gustar (y similares):

a) siempre se mantiene en singular, incluso en los casos en que los complementos del infinitivo están en plural, como puedes comprobar en los ejemplos anteriores y también en los siguientes.


b) los complementos del infinitivo pueden tener o no de artículo, demostrativo, posesivo o cuantificador, a diferencia de lo que hemos explicado antes.

Me gusta practicar deportes.
Me gusta practicar
algunos deportes de montaña.
Me gusta cocinar platos tradicionales.
Me gusta cocinar
los platos que salen en la tele.


Image

En general solemos colocar en primer lugar el verbo (con su pronombre) y a continuación la “cosa” que provoca la reacción, el sujeto. No obstante podemos cambiar ese orden, y normalmente lo hacemos cuando ya existe una referencia anterior, directa o indirecta, en la conversación sobre esa “cosa”, sobre ese sujeto. Compara los siguientes ejemplos:

- Patricia, cuenta a los compañeros de clase alguna cosa especial sobre ti...
- Bueno, soy una persona normal..., lo único especial es que me gusta el chocolate... Es mi pasión...

- ¿Qué comidas son tus preferidas?
- Los postres con chocolate me gustan mucho, pero el pescado también me gusta.

Image

Como es natural, podemos omitir el sujeto, la “cosa” que causa la reacción si la referencia es clara en el contexto:

Escucho música clásica porque me gusta. [la música clásica]


SIGNIFICADO

Con el verbo gustar podemos explicar y matizar la “cantidad” de la reacción que el sujeto provoca en la persona:

Nos gustan [mucho, bastante, demasiado, un montón, una barbaridad...] los cómics.
Le gusta [
mucho, bastante, demasiado, un montón, una barbaridad...] caminar descalza.

Todos los ejemplos anteriores intensifican, “aumentan” la “cantidad” del verbo. Sin embargo, no solemos usar este procedimiento para “reducir” esa “cantidad” y no lo usamos en ningún caso si la “cantidad” es “cero” o una “cantidad” muy “baja”:

Image

Me gusta [poco, un poco...] caminar descalza.

Image

Me gustan [casi nada, nada...] las películas musicales.

CUANTIFICADORES

En efecto, cuando “reducimos” la cantidad el verbo gustar ya no tiene ese valor positivo y por eso preferimos usarlo en forma negativa:

No me gustan [mucho, demasiado, nada...] las pizzas con anchoas... Son muy saladas.

Image

Cuando queremos intensificar la “cantidad” hasta límites muy altos, podemos sustituir el verbo gustar (pero no otros verbos similares) por verbos que ya indican esa intensidad:

Me encantan los helados. Sobre todo los de pistacho.
Me encanta dormir en la playa, en verano.
Le apasionan las películas antiguas del Oeste.
Me vuelven loco los donuts, como a Homero Simpson.

En esos casos, claro, no podemos añadir información sobre la “cantidad” porque ya la expresa el verbo:

Image

Me encantan mucho / bastante / un montón los helados.

El funcionamiento general de estos verbos o combinaciones (me encanta, me apasiona, me vuelve loco...) es el mismo que el del verbo gustar.

Image

Si en vez de "aumentar", queremos "reducir" la "cantidad", podemos encontrar algunos verbos con ese significado: me molesta, me fastidia... Con estos verbos, que también funcionan como gustar, sí podemos añadir palabras para intensificar:

Me molestan [mucho, un poco...] los ruidos.
Nos fastidia [
bastante, enormemente...] encontrar publicidad en el buzón de casa.

Existen otros verbos frecuentes con ese mismo significado de “reducción”, pero no tienen el mismo funcionamiento que los anteriores:

Mi marido y los niños no soportan la comida cuando está fría.
Odio escribir correos electrónicos.


OTROS VERBOS SIMILARES

Durante esta unidad hemos mencionado con frecuencia que existen otros verbos con un funcionamiento muy similar al del verbo gustar en el uso de pronombres, concordancias y combinaciones. En muchos diccionarios estos verbos pueden aparecer señalados como PRNL. (es decir, como verbos pronominales) y en ocasiones también con INTR. (que significa que son verbos que no aparecen con un objeto directo, esto es, verbos intransitivos), pero puedes recordar estos verbos observando su uso, porque son frecuentes.

Image
Image
Image

Algunos ejemplos de estos verbos son o pueden ser doler, preocupar, interesar, divertir, apetecer, aburrir... Y también combinaciones como dar miedo, dar pena, poner nervioso/a, hacer reír / ilusión... Poco a poco vas a conocer más verbos similares.

Image

Le dan miedo los ratones..
Me dieron pena aquellos perros abandonados...
¿
Te duelen las muelas?
Nos preocupa el examen...
Le interesaba la política internacional.
¿
Os ha divertido el espectáculo?
¿
Le apetece sentarse?


EJERCICIO UNO

Observa las imágenes... Seguro que puedes imaginar alguna(s) cosa(s) sobre los gustos (cosas o acciones) u otras situaciones de estas personas. Intenta usar los verbos que ya conoces... Aquí tienes algunas palabras que te pueden ayudar (pero tienes que formar verbos): aburrimiento, diversión, preocupación, asco.... Explica también alguna cosa personal relacionada con esos verbos.

Image

A Popeye le gustan las espinacas...
A Popeye
le gusta comer espinacas...
A mí, la verdad, (las espinacas)
no me gustan mucho, me molesta el olor, pero a mi hermana le encantan

Image
Image

Image
Image

Image
Image

PARA APRENDER MÁS...

Es un ejercicio libre, y por eso hay muchas posibilidades de respuesta. Los ejemplos que te proponemos te pueden servir para comparar tus propuestas.

Les divierte alguna cosa que les ha hecho reír.
A mí me hace reír la fotografía...

Image
Image

Le disgusta o le da asco alguna cosa, quizá un plato de comida o alguna cosa que alguna persona ha dicho. Yo también pongo una cara parecida cuando alguien me habla de comidas que no me gustan.

Le aburre la reunión o quizá quiere mostrar que no le gusta nada una película o una situación, o algo no le hace ilusión.
Yo también lo hago cuando
algo me fastidia.

Image
Image

Parece que le encantan las hamburguesas y las patatas fritas.
A mí
no me gustan: odio la comida rápida.

Está pensando, pero muy serio. Me parece que le preocupa alguna cosa, tal vez tiene una reunión importante o va a tomar una decisión.
A mí hay muchas cosas que
me preocupan: el trabajo, los exámenes, las injusticias....

Image
Image

Hay alguna cosa que le pone nerviosa, pero no sé qué es.
A mí me pone nervioso/a hablar con otras personas en español, pero no me da miedo hacerlo.

© 2020 - 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO