Seguro que ya has leído y oído muchas veces la conjunción y. Puedes comprobar que, en general, sirve para añadir una información similar, palabras, grupos de palabras y también informaciones complejas (con verbo).

Anastasia y Mijail, para venir a clase necesitáis papel y bolígrafo.
Me encantan las novelas románticas
y las películas de terror... Es raro, ¿verdad?
Me llamo Megumi
y soy japonesa.
Vivo
y trabajo en Caracas.

Repasa los ejemplos anteriores para comprobar lo siguiente:

a) Con la conjunción y relacionamos, coordinamos dos informaciones. Si añadimos más informaciones, solemos usar algún signo de puntuación y solo usamos la conjunción y para las dos informaciones finales. Este es el procedimiento más habitual:

Image

Anastasia, Mijail y Lena, para venir a clase necesitáis papel, bolígrafo y el libro.

Image

Lorena y Marta y Hugo, para venir a clase necesitáis el cuaderno y un bolígrafo y el libro.

Image

Me llamo Megumi, tengo veintitrés años y soy japonesa.

Image

Me llamo Megumi y tengo veintitrés años y soy japonesa.

Image

b) La conjunción y relaciona agrupaciones similares, es decir, no relaciona clases de palabras diferentes:

Image

Veo el mar y azul desde la ventana de mi habitación.

Image

Me gusta el jazz latino y ayer.

Image

Me llamo Natalya y bielorrusa.

c) Además de relacionar las mismas categorías (sustantivos con sustantivos, adjetivos con adjetivos, con adverbios con adverbios, enunciados con otros enunciados), la conjunción y debe relacionar grupos con coherencia:

Image

He comido una ensalada y Pablo es dentista.

Image

Tengo veinte años y Managua es la capital de Nicaragua.


Image

Cuando queremos subrayar que los enunciados que relacionamos son de la misma categoría y forman parte de unos significados asociados o iguales, podemos usar el adverbio también además de la conjunción y.

Image

Hoy es un día duro: tengo clase de física, de cálculo y también de geometría.

Image

Me llamo Megumi, tengo 23 años y también soy japonesa.

Image

Compara ahora el último enunciado con los siguientes, en los que sí es posible usar también:

- Hola, me llamo Akiko, tengo veintiún años y soy de Nagoya.
- Hola, yo me llamo Megumi, tengo 23 años
y también soy japonesa.
- Hola, yo me llamo Megumi, tengo 23 años.
También soy japonesa.

En muchas ocasiones la relación de informaciones de la misma categoría con la conjunción y permite cambiar de orden las informaciones, sin modificaciones importantes en el significado.

Casi siempre desayuno leche y galletas. / Casi siempre desayuno galletas y leche.
Mi padre es cocinero
y mi madre administrativa. / Mi madre es administrativa y mi padre es cocinero.

Pero eso no sucede siempre así. La conjunción y (junto con las variantes que vamos a ver a continuación) se usa en muchas ocasiones con otros valores que no hacen posible el cambio de orden.

Pulsa esta tecla verde y... ya funciona.
El defensa le ha dado una patada al delantero del equipo
y el árbitro lo ha expulsado.
La receta es muy fácil: pones agua a calentar
y echas las patatas...
¿El jarrón chino de la dinastía Ping? Ejem, se ha caído
y se ha roto...
He comprado el último CD de
Los Salseros Cubanos y estaba estropeado.

Image

Observa que en ninguno de los ejemplos anteriores podemos cambiar el orden: si se produce ese cambio, los significados no son lógicos (o son diferentes). Eso sucede porque la conjunción y puede relacionar informaciones y aportar diversos significados entre las dos informaciones.

Por ejemplo, la segunda acción es el
resultado de la primera o la consecuencia (el resultado de pulsar la tecla es el funcionamiento del aparato / la consecuencia de dar la patada es la expulsión del jugador), es la causa (el jarrón está roto porque se ha caído) o, como ocurre en los casos anteriores, es simplemente posterior (primero he comprado el CD y más tarde, al llegar a casa, he comprobado que no funciona).


VARIANTES DE LA CONJUNCIÓN y

Las conjunciones que presentamos a continuación tienen exactamente los mismos usos que la conjunción y:

a) la conjunción e, que utilizamos en lugar de la conjunción y cuando la palabra siguiente empieza por i- o hi-

Australia e India juegan la final de críquet esta tarde.
Padre
e hijo se llaman igual: Sergio.

b) La conjunción ni, que utilizamos cuando el enunciado contiene un verbo en forma negativa:

No come carne ni pescado.
Se equivoca... Yo no me llamo Alice
ni soy canadiense.

A diferencia de lo que ocurre con la conjunción y, cuando hay más de dos informaciones coordinadas, repetimos ni antes de todas ellas:

Yo no tengo coche, ni moto, ni bici, ni monopatín... Siempre voy caminado a todos los sitios.

Image

Image

Como hemos dicho, con las palabras que empiezan por hi- usamos la conjunción e, (para coser, necesitas aguja e hilo), pero no con las palabras que tienen otra vocal más:

Image

Tienes que poner agua e hielo.

Image

Tienes que poner agua y hielo.

Image

Repasa los contenidos que hemos explicado para usar el adverbio también. Con esos mismos criterios en estos enunciados negativos podemos usar el adverbio tampoco para dar énfasis:

No come carne ni tampoco pescado.
Nadie sabe la respuesta
ni tampoco está en el libro de ejercicios.

Recuerda que generalmente solemos mostrar más énfasis en la negación, que podemos expresar varias veces, aunque en ocasiones no estamos relacionando enunciados:

Ni come carne ni tampoco pescado.

Image

Repasa las unidades de los cuantificadores y de la negación. La conjunción ni es una palabra de negación, y por ello no la usamos antes de un verbo que ya posee una negación (al igual que sucede con palabras como nadie, ningún, nada, nunca…).

Image

No sabe la lección ni no hace los deberes.

CUANTIFICADORES
NEGACIÓN

EJERCICIO UNO

Completa los enunciados siguientes con las conjunciones y combinaciones que hemos estudiado en los apartados anteriores. Si crees que no es necesaria la conjunción, escribe una raya.

En la nevera no hay nada para comer: (1) leche, (2) mantequilla.

Para preparar pan con tomate, pones tomate rallado encima, sal
(3) aceite. (4), si quieres, un poquito de ajo rallado.

- ¿Sabes qué ha pasado con tu ex?
- (5) lo sé (6) me interesa...

Image

Juanjo es un poco especial: no habla (7) francés (8) inglés, pero sí (9) turco (10) italiano fluidamente.

Hoy no funciona nada... La impresora no imprime
(11) el ordenador no se conecta a internet...

No estoy casado
(12) tengo novia. Soy feliz estando solo.

Nadie ha ido a su fiesta de 80 cumpleaños:
(13) amigos (14) hijos (15) hijas... Tampoco su mujer. Olvidó mandar las invitaciones...

PARA APRENDER MÁS...

Cuando existen varias opciones, las escribimos todas, pero ponemos la más natural / frecuente en primer lugar. En el ejercicio número 5, puedes poner la negación no, pero recuerda que te pedimos escribir conjunciones. Los ejercicios 9 y 10 tienen una pequeña trampa: la información anterior (8 y 9) se encuentra en una frase negativa, pero la frase de los ejercicios 9 y 10 es afirmativa

Repasa la
unidad dedicada a la negación para recordar que en casos como esos solemos incluir la afirmación (que en otros enunciados no es necesaria). Por último, el ejercicio 11 guarda relación con la presencia de la negación no (no se conecta): no podemos incluir dos negaciones antes del verbo (ni no se conecta…).

En la nevera no hay nada para comer: ni (1) leche, ni / ni tampoco (2) mantequilla.

Para preparar pan con tomate, pones tomate rallado encima, sal
y (3) aceite. Y / Y también / También (4), si quieres, un poquito de ajo rallado.

- ¿Sabes qué ha pasado con tu ex?
- Ni / No (5) lo sé ni (6) me interesa...

Juanjo es un poco especial: no habla
/ ni (7) francés ni / ni tampoco (8) inglés, pero sí (9) turco e (10) italiano fluidamente.

Hoy no funciona nada... La impresora no imprime
y (11) el ordenador no se conecta a internet...

No estoy casado
ni (12) tengo novia. Soy feliz estando solo.

Nadie ha ido a su fiesta de 80 cumpleaños:
ni (13) amigos ni (14) hijos ni (15) hijas... Tampoco su mujer. Olvidó mandar las invitaciones...

Image
© 2020 - 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO