Como ya sabes, el verbo no tiene género (sí algunos de los pronombres que acompañan al verbo, pero no las formas verbales). Por eso la concordancia de género se asocia con el artículo, el sustantivo y el adjetivo (también con los pronombres, los demostrativos, algunos posesivos y los cuantificadores, que vamos a estudiar en próximas unidades).

ADJETIVOS
SUSTANTIVOS
Image

En general mantenemos la concordancia de género con la palabra, pero no con la idea que expresa. Observa los siguientes ejemplos:

Image

La camisa es roja.

Image

La camisa es de color rojo.

Image

La camisa es de color roja.

Image

Mi hermano es una persona muy simpática.

Image

Mi hermano es una persona muy simpático.


Image

Observa que esta concordancia puede cambiar cuando usamos el verbo ser y palabras referidas a seres vivos en plural o queremos señalar diferencias entre el conjunto. Compara los ejemplos:

Image

Desde la muerte de mi padre, mi familia son chicas solo: mis tres hermanas y mi madre.

Image

Desde la muerte de mi padre, mi familia es chica solo: mis tres hermanas y mi madre.

Image
Image

Estas personas son compañeras de trabajo.

En este caso señalamos una concordancia en femenino plural (relacionada con la palabra personas), pero solo es aceptable si esas personas son mujeres exclusivamente.

Image

Estas personas son compañeros de trabajo.

No se mantiene la concordancia entre personas (femenino plural) y compañeros (masculino plural), pero es aceptable para designar a compañeros solo hombres o a hombres y mujeres, en un mismo grupo.


EJERCICIO DOS

Imagina un adjetivo adecuado para completar los siguientes enunciados.

Somos tres hermanos: Santiago, Marcos y yo, Roberto. Vivimos juntos y nos llevamos muy bien. Somos una familia muy (1).

Rafael y Daniel juegan a tenis juntos. Son una pareja muy
(2) cuando juegan dobles. Siempre ganan.

Image

Encantadores, trabajadores, hacen siempre los deberes, muy interesados... En fin, una clase (3). Yo creo que todos pueden aprobar el curso.

Marta y Luis son un matrimonio súper
(4). Te ríes mucho siempre: saben muchos chistes.

Luis casi no habla con nadie... Se pone rojo cuando las chicas hablan con él. Es una persona muy
(5).

PARA APRENDER MÁS...

Es también un ejercicio de revisión: el objetivo es usar y recordar algunas palabras que tienen una concordancia que no relaciona el significado sino la forma gramatical. Son esas palabras las que marcan la concordancia. Lógicamente hay muchas posibilidades correctas (te ofrecemos algunas abajo). Observa también la fotografía: la concordancia en ese caso sí se establece con el sentido, con los jugadores (dos parejas) que participan, pero no con la palabra torneo.

Somos tres hermanos: Santiago, Marcos y yo, Roberto. Vivimos juntos y nos llevamos muy bien. Somos una familia muy unida / sólida / cariñosa (1).

Rafael y Daniel juegan a tenis juntos. Son una pareja
muy buena / efectiva / agresiva (2) cuando juegan dobles. Siempre ganan.

Encantadores, trabajadores, hacen siempre los deberes, muy interesados... En fin, una clase
maravillosa / encantadora / magnífica (3). Yo creo que todos pueden aprobar el curso.

Marta y Luis son un matrimonio súper
divertido / entretenido (4). Te ríes mucho siempre: saben muchos chistes.

Luis casi no habla con nadie... Se pone rojo cuando las chicas hablan con él. Es una persona
muy tímida / introvertida / callada (5).

Image

Image

Algunas palabras en español son “dobles”, porque existen en masculino y en femenino, con significados diferentes: el mañana / la mañana, el orden / la orden, el bolso / la bolsa, el pato / la pata (de la mesa), etc.

En la imagen de la izquierda,
el sartén, en masculino, la forma más habitual en muchos países de Latinoamérica; en la fotografía de la derecha, la sartén, en femenino, la que se usa en España.

Image
Image

A veces en diferentes países hispanohablantes, el género cambia (en unos se usa en masculino y en otros, en femenino), pero el significado es el mismo. Observa el ejemplo siguiente: la imagen que está arriba corresponde a una publicidad chilena y la de abajo, a la Secretaría de Educación de México.

Image
Image

Además de los casos que hemos explicado en las unidades anteriores, existen algunos casos especiales, que señalamos a continuación:

A)

Como ya hemos explicado en la unidad del artículo, algunos sustantivos femeninos se combinan con artículos masculinos. Sin embargo, esa concordancia se mantiene solamente con el artículo, no con otras palabras, como los adjetivos:

Image

El aula está abierta... Podéis pasar.

Image

El aula está abierto... Podéis pasar.

Image

El del la izquierda es el grifo del agua fría.

Image

El del la izquierda es el grifo del agua frío.

ARTÍCULOS
ADJETIVOS
Image

EJERCICIO TRES

A continuación tienes algunas palabras que debes relacionar con los sustantivos que aparecen abajo, usando la concordancia correcta. Para ello debes formar primero el adjetivo adecuado. Puede ser una buena idea consultar tu diccionario.

ropa asesinar Persia veneno teatro
mar olimpiada geografía lastimar pureza

almas
arma
alfombra
matarratas
algas

armario
tenis
mapa
artistas
mano

PARA APRENDER MÁS...

Es un ejercicio de repaso sobre el género del sustantivo y algunas excepciones. El diccionario te puede ayudar a encontrar los adjetivos relacionados con las palabras de la lista... En muchos casos, todas las palabras de la misma “familia” aparecen juntas en el diccionario, aunque las tienes que buscar / las vas a encontrar en masculino y singular.

almas


arma


alfombra


matarratas


algas

puras / lastimadas

asesin
a / olímpica

persa


venenoso


marin
as

armario


tenis


mapa


artistas


mano

ropero


olímpico


geográfico


teatrales / puros/as

lastimad
a / asesina

Image

B)

Cuando aparece una combinación de un sustantivo masculino y otro femenino (o bien varios sustantivos de géneros diferentes), mantenemos la concordancia en masculino plural, porque en español, el género masculino, en estos casos, recoge también el femenino:

El teclado y la pantalla del ordenador están estropeados.
María y su hijo son muy
tímidos.

Image

Image

En los últimos años, con palabras referidas a personas, es frecuente observar en español dos formas, en masculino y en femenino, de manera diferenciada. Se hace para indicar atención especial hacia los grupos de población: el de las mujeres y el de los hombres.

Los/as trabajadores/as están cansados/as de la situación.
Los trabajadores y las trabajadoras están cansados y cansadas.

Y también la versión siguiente, lógicamente solo en textos escritos, que puede dar lugar a confusión en la lectura:

L@s trabajador@s de la empresa están cansad@s de la situación.
L*s trabajador*s de la empresa están cansad*s de la situación.

Image

Si la palabra es invariable, esa duplicación aparece en el artículo:

Los / Las estudiantes de esta Universidad.

Las razones son sociales, no de lengua, porque, como hemos dicho, las formas en masculino representan también las formas femeninas: Los estudiantes de esta universidad indica chicos y chicas. Si deseamos precisar, debemos añadir más información:

Los estudiantes varones / chicos de esta Universidad...
Las estudiantes de esta Universidad...


C)

Como hemos visto en el apartado anterior, en algunos casos podemos y solemos mantener la concordancia por el significado (no por el género y número de la palabra):

Image

Hay muchos estudiantes extranjeros en mi universidad.
La mayoría
son chinos.

Image

Hay muchos estudiantes extranjeros en mi universidad.
La mayoría
es china.

Observa también el siguiente ejemplo. En él, el periodista decide concordar en masculino con la palabra porcentaje.

Hay un porcentaje de la gente al que le gusta el cambio, pero no es la mayoría. Para Buenos Aires, Argentina

Pero es posible también –y resulta más natural– concordar en femenino, en este ejemplo, con la palabra gente: un porcentaje de gente a la que le gusta el cambio... Cuando el enunciado es más extenso, podemos establecer otras concordancias, también válidas, que guardan relación con la proximidad:

Image

Una pareja de amigos míos portuguesa viene a visitarme este fin de semana.

Image

Una pareja de amigos míos portugueses viene a visitarme este fin de semana.

Image

Una pareja portuguesa de amigos míos viene a visitarme este fin de semana.


D)

Además de la concordancia de género y número que los adjetivos mantienen cuando se sitúan con los verbos ser, estar, resultar o parecer, esa concordancia también se puede dar en otros contextos. En el ejemplo, el adjetivo explica informaciones sobre el sujeto y necesita los datos que aporta el verbo.

Las chicas caminan por la playa.
L
as chicas caminan descalzas por la playa.

Image
© 2020 - 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO