En español y en otros idiomas, construimos enunciados (unidades de información completas) con informaciones simples (con un solo verbo) o con enunciados complejos (con más de un verbo). En los enunciados complejos podemos hablar de informaciones coordinadas (que hemos estudiado en la unidad anterior) y de informaciones subordinadas.

En este tipo de relación una información se integra dentro de otra. Es como un complemento de una oración simple, pero un complemento complejo (es decir, que incluye un verbo). Así podemos desarrollar informaciones más precisas, con más detalles, y presentarlas como un enunciado único. El proceso es similar a los siguientes:

Petra es de Dinamarca. Petra tiene veintidós años.
Petra,
que es de Dinamarca, tiene veintidós años.

Tengo sueño. Me he levantado a las cinco y media de la mañana.
Tengo sueño
porque me he levantado a las cinco y media de la mañana.

Ayer tomé un café con Susan. Tomé un café a las cuatro y cuarto. La clase de español de Susan acaba a las cuatro.
Ayer a las cuatro y cuarto tomé un café con Susan,
cuando acabó su clase de español.

Image

En todos estos ejemplos existen unas palabras que asocian esas informaciones y que además subrayan la relación entre esas informaciones. En los casos anteriores que (un pronombre de relativo), porque (una conjunción) y cuando (un adverbio), pero hay muchas otras palabras, que vamos a estudiar en esta unidad. Algunas de estas formas de subordinación ya las conoces: repasa las unidades correspondientes.

ADVERBIOS
ORACIONES DE RELATIVO
© 2020 - 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO