Ya hemos apuntado que el adverbio de negación no siempre aparece antes del verbo (y a su lado, excepto en los casos en que se sitúan pronombres átonos). Repasa los apartados anteriores para comprobar que otras palabras que indican negación también mantienen esa posición (nadie, nada, nunca, ni, tampoco...).

El adverbio de negación
no y la conjunción ni siempre aparecen antes del verbo; sin embargo, otras palabras como nadie, nada, nunca, ningún / ninguno/a (y sus plurales, cuando tienen), jamás, tampoco... se pueden situar después del verbo. En esos casos, pierden su capacidad de negación y el enunciado debe incluir el adverbio no antes del verbo. Compara los siguientes enunciados

Yo tampoco sé la respuesta
Nunca he estado en Sevilla.
Nadie ha sabido la respuesta.

Yo no sé la respuesta tampoco.
No he estado en Sevilla nunca.
No ha sabido la respuesta
nadie.

Eso significa que no podemos decir:

Image

Yo sé la respuesta tampoco

Image

He estado en Sevilla nunca

Image

Ha sabido la respuesta nadie

Como ya has estudiado, también son incorrectas:

Image

Yo tampoco no sé la respuesta

Image

Nunca no he estado en Sevilla

Image

Nadie no ha sabido la respuesta

CUANTIFICADORES

EJERCICIO CINCO

Carlos ha olvidado la cartera en casa... No le quiere decir nada a Sonia, su mujer, porque siempre dice que es muy despistado... Imagina cómo contesta las preguntas de su mujer... Y recuerda que Carlos nunca dice mentiras...

- ¿Has comprado la revista de decoración y el cuaderno de sudokus?
-
No, no he comprado ni la revista ni el cuaderno. No he comprado nada.

Bueno, las dos botellas de leche que te he dicho, eso sí.

¿Has vuelto en metro o en taxi?

¿Has estado en el billar o en algún bar?

Seguro que has invitado a comer a tus amigotes...

¿Con quién has estado?

Image
PARA APRENDER MÁS...

Tienes que seguir la lógica de la conversación. Para elegir algunas formas que necesitas debes prestar atención a lo que se dice antes... Y recuerda que Carlos no tiene dinero.

Image

- Bueno, las dos botellas de leche que te he dicho, eso sí.
-
No, tampoco.

- ¿Has vuelto en metro o en taxi?
-
Ni en metro ni en taxi... He venido caminando.

- ¿Has estado en el billar o en algún bar?
-
No, no he estado en el billar, ni en ningún bar...

- Seguro que has invitado a comer a tus amigotes...
-
No, no he invitado a nadie.

- ¿Con quién has estado?
- Con
nadie.


OTROS CASOS

El adverbio no puede aparecer también en otras posiciones:

a) Al final del enunciado en forma de pregunta, aunque en esos casos no aporta un valor de negación, sino que busca el acuerdo de la persona que escucha. En esos mismos contextos podemos usar ¿verdad? o ¿a que sí?

El vestido es bonito, ¿no? / ¿verdad? / ¿a que sí? Lo podemos comprar.

No usamos esta construcción cuando el enunciado anterior es negativo:

Image

El vestido no es caro, ¿no? Lo podemos comprar.

b) También al final del enunciado y también en forma negativa, podemos “forzar” la respuesta de nuestro interlocutor con la inclusión de las “posibles respuestas”.

- Has hablado con el jefe, ¿sí o no?
- ¿Vas a hablar con el jefe o no?

c) Repetido, como insistencia:

No ganaron el partido, no, pero jugaron muy bien.

Image

Image

Repasa la unidad dedicada a los interrogativos. En ella se presentan preguntas formuladas con negaciones, que realmente no son preguntas sino que buscan la aceptación / confirmación de la persona que escucha, y/o crear interés en la conversación...

¿A que no sabes que ha pasado?
¿
A que no sabes cómo se dice esto en español?

También preguntas (en forma negativa) que expresan invitaciones:

¿Por qué no vamos al cine esta tarde?

INTERROGATIVOS
Image

Existen muchas expresiones asociadas con las negaciones (y con las afirmaciones) que, en algunos casos, no se ajustan a los contenidos que hemos explicado en esta unidad. Por ejemplo, podemos usar combinaciones como las exclamaciones ¡oh, no! (para mostrar sorpresa o que una cosa o una situación nos molesta o enfada) y ¡no! (para mostrar que una información nos parece increíble, y con este valor, asociada a la expresión no me digas). Los gestos, en estos casos, son muy diferentes.

Con cierta frecuencia, cuando hablamos (no cuando escribimos), reforzamos algunas construcciones negativas (sobre todo relacionadas con la valoración) con expresiones. Algunas de ellas están relacionadas con el mundo vegetal:

No me importa / No me interesa...

Image
Image
Image

un pimiento.

un rábano.

un pepino.

Igualmente, son muy numerosas y expresivas las formas de rechazo de una orden o una petición: ¡Y un jamón! / ¡Y qué más! / ¡Y una mierda!, etc. son formas de responder que no de forma enérgica a una orden o una petición. También los adverbios de afirmación pueden tener otros significados. Por ejemplo, es un modo de responder al teléfono en algunos países hispanohablantes; pero sí, sí, repetido, puede mostrar, entre otros significados, ironía o escepticismo (similar a ya, ya): la entonación es muy importante en estos casos para entender bien el significado.

© 2020 - 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO