Como sucede con el objeto directo, en muchas ocasiones el sujeto y el objeto indirecto son la misma persona (o una "parte" de esa persona), es decir, la persona que recibe la acción.

¿Te has comprado una bici de montaña?
Me cepillo los dientes antes de ir a dormir.

Estas construcciones, que llamamos reflexivas, usan los pronombres me, te, se, nos, os y también se, para el plural

El niño se cepilla los dientes antes de ir a dormir.

Image

Es importante en estos casos saber quién hace la acción (y quién recibe esa acción). Compara el enunciado anterior con este, donde el sujeto y el objeto directo no son la misma persona:

La niña es muy pequeña.
Su mamá
le lava los dientes antes de ir a dormir.

Image
FORMAS REFLEXIVAS
© 2020 - 2021 marcoELE. LOURDES DÍAZ / AGUSTÍN YAGÜE > CONTACTO